Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

28
Jun
2022

¿En qué manos estamos?

4 comentarios
melillla

A la vista de tantos desastres que producen muerte uno se pregunta, con una cierta impotencia, en qué manos estamos. Lo ocurrido en la valla fronteriza de Melilla, con decenas de muertos y cientos de heridos graves, es un episodio más, el último y el más cercano, de tantas tragedias como ocurren en el mundo. Hay miles de personas africanas que se agolpan al otro lado de Melilla, buscando pan y dignidad. Son personas sin papeles, sin protección alguna, a las que la vida ha conducido a una situación desesperada. A medida que pasan las horas y tenemos nuevos datos, lo ocurrido en la valla resulta cada vez más penoso y escandaloso. La reacción de los gobernantes de una y otra parte de la valla es totalmente inaceptable, por no decir algo más fuerte. Aunque supongo que lo que yo diga no les importa demasiado. En realidad, no les importa nada.

¿Qué podemos hacer, además de protestar y de expresar nuestra consternación, ante esta y otras tragedias similares? Guerra en Ucrania con bombardeos en centros comerciales repletos de civiles, muertes en el mar Mediterráneo, alegatos a favor del aborto (y que conste que se puede comprender a las personas; lo que ya cuesta comprender son los alegatos políticos e ideológicos), y tantas otras formas de desprecio a la dignidad humana. Evidentemente, al lado de estas tragedias mayores, otros muchos problemas que padecemos parecen asuntos menores, aunque quizás sean estos asuntos menores lo que más nos preocupan: encarecimiento de los alimentos, de la electricidad, de la gasolina, listas de espera en la sanidad pública, mala gestión de los recursos, etc.

No estamos hablando de gente que viene a quitarnos lo nuestro. Estamos hablando de hermanos. Sin duda, hay modos de evitar o, al menos, de reducir la inmigración ilegal, como ayudar a los países de origen y luchar contra la corrupción en estos países. Aunque cuando se habla de este tipo de soluciones, vuelve a surgir la pregunta de en qué manos estamos y cuáles son los intereses que condicionan las relaciones entre los estados.

Al menos, en la medida en que tratar a los demás dependa de nosotros, de usted que hace el honor de leerme y de mí, al menos en esta medida, recordemos la regla de oro: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. No como te tratan, sino como te gustaría que te trataran.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Arturo Dextre
28 de Junio de 2022 a las 16:34

Gracias 🙏 Martín Gelabert. Es la hora de la solidaridad y la justicia.

Victor Manuel Ramos Pineda
28 de Junio de 2022 a las 23:06

Amigo , las palabras ( oral o escrita ) se las lleva el viento ...... los Hechos son lo importante ...... Busquemos una Estrategia en la cual involucremos a Dios y a los Hombres , para conseguir un Cambio en este Planeta .

Hormias
29 de Junio de 2022 a las 16:20

El ser humano sigue como hace miles de años... La maldad.. La soberbia... Egoismo
Vicios. Y pocas virtudes.... No hay remedio..
.. Salvo estupendas personas qué las hay pero..

........ Gracias fray Martín

Rut
1 de Julio de 2022 a las 09:30

A veces pienso, estamos en manos de personas, politicos egoistas que hacen politicas, toman decisiones para seguir en el poder, de cara a sus partidos?...!, pero miran y gobiernan para todos.?
Sus alianzas son con los poderoso. Acaso piensan en las personas, en los más debiles? Señor, danos a todos, a los gobernantes, un corazón compasivo y cambia nuestro corazón de piedra por otro de carne. AMÉN

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo