Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

6
Nov
2022

Halloween, anuncio de Navidad

6 comentarios
colorluz

Después de la fiesta de las brujas, más conocida como Halloween, empieza la preparación de una fiesta llamada Navidad. ¿Qué fiesta es esa? Una fiesta llena de luz. Por este motivo muy pronto nuestras ciudades se llenarán de luces. Para celebrar una fiesta mágica, manantial de sueños y colores. La Navidad está en los detalles, en el aroma de las calles, en la búsqueda del regalo perfecto, la diversión, los sabores, la ilusión. Los colores de la próxima Navidad incluirán el plateado metálico y el dorado metálico, diferentes tonos de verde, asociados a la hierba y las hojas como elementos naturales.

Eso será todo lo que ustedes quieran menos una cosa: la celebración cristiana del misterio de la Encarnación. El acontecimiento, que los cristianos celebran el 25 de diciembre, ha sido aprovechado por el mundo de la diversión y del dinero para hacer juerga y negocio. Cierto, todavía hay personas que aprovechan los días de final de año para tener encuentros familiares. Eso está muy bien. Y hasta podría tener una relación con el misterio de la Encarnación, en la medida en que el Dios encarnado nos une como hermanos. Todo lo que sean encuentros de amor y de paz están, consciente o inconscientemente, relacionados con la voluntad de Dios.

Hace tiempo hice una propuesta: que los cristianos tiremos a la papelera la palabra Navidad y la reemplacemos por Encarnación. La palabra navidad se la regalamos al mundo, aunque el mundo no sepa lo que significa. Y si alguno sabe que significa nacimiento, la cuestión es saber de qué nacimiento estamos hablando. Las luces y decoraciones pagadas con dinero público no orientan a ningún nacimiento y, mucho menos, al nacimiento de Jesús. Las ciudades se llenarán de luces, pero para ver una imagen del niño Jesús habrá que dejar la calle y entrar en las Iglesias. Encarnación es un término que indica hasta donde llega el amor de Dios y el Dios que es Amor: hasta el extremo de querer identificarse con sus amados hijos e hijas creados a su imagen. Porque el verdadero amor, el amor más grande, es el del que quiere ser como el amado.

A los cristianos no hace falta decirles que Navidad no comienza después de Hallowen. Pero quizás sea bueno recordar que prácticamente hasta la cuarta semana de adviento es mejor no hablar de Navidad. Porque el adviento, en su primera parte, tiene su propio sentido y su propia consistencia. Y este sentido no se refiere a ningún pasado, sino a un futuro, a un acontecimiento que está aún por venir, ese acontecimiento que se expresa con estas palabras del Credo: el Señor, “de nuevo vendrá” (de nuevo, porque ya vino una vez, pero ahora no se trata del pasado, sino de una nueva vez), “para juzgar a vivos y muertos”. Tendremos ocasión de hablar de ese juicio cuando llegue el adviento, o sea, el 27 de noviembre. Mientras tanto, dejemos al mundo que prepare su navidad, esa de la que más vale no saber nada.

Posterior Anterior


Hay 6 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


juan garcia
6 de Noviembre de 2022 a las 13:40

La Navidad es muy bella!! Vista de difentes angulos, cada cual se centrara en lo que mas le recuerde de su nines: las reuniones de familia, los regalos y juguetes preferidos, los villancicos, las parrandas callegeras. Como cabeza de familia, y por mas de veinte anos, mi senora y yo preparabamos la mejor cena de Noche Buena, con el mejor vino de Rivera del Duero y buenos mariscos, a la cual asistia la familia cercana y un grupo de amigos celebrando el nacimiento del Nino Dios hasta el dia siguiente. Algunos de nosotros asistiamos a la misa de media noche para dar gracias po la familia, el trabajo y la amistad, mientras otros preparaban musica y chocolate con churros, amaneciendo con las cabezas limpias para cumplir con las funciones religiosas del 25. El Parkinson me dio vacaciones, y otros estan encargados de celebrar la Noche Buena. La Navidad sigue siendo muy bella.

Ana Dolores Lobos M
6 de Noviembre de 2022 a las 18:25

Navidad de papel, de cartón, de estrellas de color, esta es una navidad, pero no es la de Dios , canta una canción
Para vivir la navidad no hay que encender luces, sino apagar las y dejar que el Hijo Encarnaso resplandezca

M. Amparo Olivares
7 de Noviembre de 2022 a las 09:52

Gracias, por tu esclarecedora reflexión.

Mercedes
7 de Noviembre de 2022 a las 09:55

También podríamos decir Natividad … tal y como lo denomina la Liturgia ..
En mi parroquia , el párroco también se niega a decir Navidad …

Valero
8 de Noviembre de 2022 a las 08:46

En sus inicios, la iglesia aprovechó una fiesta pagana "la fiesta del Sol" para ubicar en esa fecha el nacimiento de Jesús y darle así el esplendor que el misterio de la encarnación merecía. Ahora ha sido el mundo sin Dios el que dejándose llevar por el efímero esplendor de lo material, lo está convirtiendo en motivo para el consumo exorbitado y la juerga. Martín propone que los cristianos sustituyamos la palabra "Navidad" por la de "Encarnación". Ojalá que esta idea cuaje y por los creyentes podamos celebrar sin contaminación de ningún tipo, que Dios nos ama tanto que ha querido hacerse uno de nosotros para que nosotros un día, podamos ser semejantes a él.

Hormias
13 de Noviembre de 2022 a las 09:15

Nunca pensé que occidente cayera en esta degradacion

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo