Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

20
Jul
2021

Acontecimientos extremos

3 comentarios
marpfodundo02

Inundaciones en Alemania y Bélgica, que han dejado centenares de muertos. El coronavirus que sigue causando estragos. Gente descontenta, y con toda razón, en Cuba. Lo grave de todos estos acontecimientos, y de otros que están ocurriendo estos días, es que muchas personas sufren. Unas son víctimas de catástrofes naturales inesperadas: otras son víctimas de contagios, en los que, por una parte, hay quién no toma las debidas precauciones y, por otra, están mal gestionados; y, finalmente, con el tercer ejemplo, quizás el más sangrante, las personas son víctimas de una mala política, en la que sólo importa conservar el poder y, junto con el poder, la riqueza.

Ese el problema del poder, de todo poder, incluido el religioso, que sólo piensa en sí mismo. El poder por el poder es la catástrofe de las catástrofes. El poder sólo se justifica cuando se somete a controles, tiene una mínima capacidad de autocrítica y es capaz de responder sin violencia. Cuanto más absoluto es el poder, cuanto más fuerte se siente, menos controles acepta, miente siempre, dando la culpa de los males ocurridos a factores externos, y deja demasiados heridos. Se comprende entonces la rabia y la impotencia de los oprimidos.

No hace falta decir que la Santa Sede está siempre a favor de la paz, del entendimiento entre las personas, de las soluciones justas e incluso de las soluciones pactadas. Está claro cual es el partido del Papa. También está claro que, en ocasiones, el Papa utiliza el lenguaje que considera que rompe menos puentes, con una mirada amplia, que tiene en cuenta muchos factores. La actuación de Pío XII frente al régimen nazi es hoy mejor comprendida que quizás lo fue en su momento. Es un ejemplo lejano que puede ayudar a comprender los cercanos. Unas palabras duras del Papa seguramente provocarían muchos aplausos, pero es posible que no arreglasen nada y que provocasen represalias. ¿Qué es mejor, tratar de mantener algún puente o romper todos los puentes? Hay preguntas que no tienen fácil respuesta y situaciones que no tiene fácil solución. Por eso siempre es posible criticar la solución adoptada.

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


1
Maria
21 de Julio de 2021 a las 10:10

Muy claro, Fr. Martín y muy evangélico.
Por eso mismo, el que en ocasiones se utilice expresiones duras o tajantes y excluyentes en algunos otros temas eclesiales, no deja de ser, al menos, preocupante.
Un abrazo

2
Mercedes
21 de Julio de 2021 a las 16:42

Hay silencios ominosos ….
Somos profetas por el bautismo : habrá que denunciar ciertas situaciones .¿ o no ?
Posiblemente no me publique el comentario . Lo entenderé !
Ha sido una gran alegría comprobar que usted , a quien respeto y admiro profundamente , ha dicho algo al respecto !

3
Hormias
22 de Julio de 2021 a las 17:11

Muchas gracias por su magnifico comentario fray Martín

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo