Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

29
Mar
2016

Tumba vacía y apariciones, refuerzo mutuo

5 comentarios

Según el Obispo anglicano N.T. Wright hay dos datos que ayudan a entender la “lógica histórica” de los relatos evangélicos sobre la resurrección. Son dos datos confluyentes, que se apoyan el uno al otro, a saber: a) la tumba vacía; b) las apariciones.

Un anuncio de la resurrección con la presencia del cadáver de Jesús, no hubiera tenido ningún éxito. La evidencia del cadáver hubiera sido apabullante y casi un obstáculo insalvable para aceptar la resurrección. Pero solo la tumba vacía tampoco hubiera probado nada. Más bien, hubiera sido un indicio serio de que los apóstoles habían robado y ocultado el cadáver. Lo primero que piensa María Magdalena cuando ve la tumba vacía es que el jardinero ha trasladado el cadáver. Celso, un apologeta anticristiano del siglo II, calificaba a los apóstoles de ladrones de cadáveres.

Por eso tuvo que haber algo más que una tumba vacía. Hubo una presencia que se imponía a pesar de las dudas y vacilaciones. Pero como esta presencia no era como las mundanas, porque Jesús resucitado se aparece no a la manera terrestre, sino al modo como se aparecen las realidades celestiales, se explica la duda y la sorpresa de los apóstoles. No es extraño que confundieran su experiencia del resucitado con la experiencia de los “aparecidos”, de los fantasmas, con esa vaga impresión que a veces todos tenemos de que los muertos están con nosotros y nos “sugieren” que siguen ahí. Ellos sabían de este tipo de experiencias. Es posible que se preguntaran si no sería una experiencia de este tipo la que estaban teniendo tras la muerte de Jesús. En este caso, no habría ningún encuentro con Jesús resucitado, sino con una apariencia fantasmagórica surgida de la propia imaginación.

Pero el sepulcro vacío hizo pensar a los discípulos que quizás en aquellas apariciones se trataba de algo distinto a un fantasma. Quizás era verdad que Cristo había dejado la tierra y había resucitado, entrando en el mundo de Dios donde ya no se muere más. Por eso digo que la tumba vacía y las apariciones se refuerzan mutuamente. La tumba vacía ayuda a comprender que quién se hace presente misteriosamente es aquel que ninguna tumba puede contener. Por su parte, esta presencia misteriosa de Jesús ayuda a comprender el motivo por el que la tumba está vacía.

Evidentemente, afirmar que Cristo ha resucitado es un dato de fe, el dato fundamental de la fe cristiana. Por esto no puede “probarse”. Pero puede explicarse. Y una vez aceptada por la fe la resurrección de Cristo, el creyente busca hacerla creíble. Al hacerla creíble, el creyente vive su fe con mayor confianza.

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Anónimo
30 de Marzo de 2016 a las 11:05

¿ No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras ? . Los de Emaus miraban y no veían.

Hasta que el signo Eucarístico les abríó el ojo espiritual. Vieron. Y les ardía el corazón, como a cada uno de nosotros cuando tenemos el corazón dispuesto y abierto al encuentro con el Resucitado.

Luz y Amor que nos resucita desde dentro. Para que viendo, ardamos y en su Amor seamos pan partido y compartido.

???st?? ???st?!"

2
Anónimo
30 de Marzo de 2016 a las 11:50

Xristos anasti. (interrogantes del mensaje anterior)

Cristo ha resucitado !

3
Martín Gelabert
30 de Marzo de 2016 a las 12:27

No es la primera vez que cuando algún comentarista pone una palabra o un grupo de palabras en griego el programa no las reconoce. Lo hago notar para que, cuando alguien considere oportuno poner una palabra en griego, lo más adecuado de cara a este programa es que ponga la transcripción en caracteres latinos. Gracias por vuestra comprensión.

4
Anónimo
30 de Marzo de 2016 a las 15:50

Muchas gracias, Fray Martín, por las indicaciones liguistico-informáticas.

Feliz Pascua de Resurrección!

5
Jon
30 de Marzo de 2016 a las 19:44

He leído a algunos autores que defienden que, probablemente, Jesús fue depositado en una fosa común, como se hacía con todos los condenados. Creo que el énfasis hay que hacerlo sobre la experiencia interior de los discípulos respecto a que Jesús seguía VIVO. Este es el hecho realmente histórico y, por otra parte, es esta misma experiencia la que tenemos que buscar en nuestro interior.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo