Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

24
Dic
2009

Ha fallecido Edward Schillebeeckx

6 comentarios

Hoy se ha anunciado el fallecimiento de uno de los más grandes teólogos del siglo XX, el dominico Eduardo Schillebeeckx. Tenía 95 años. No voy a trazar aquí su biografía. Pero sí quiero dar gracias por su vida y por su ingente labor teológica. En uno de sus últimos libros Schillebeeckx dejó constancia de lo siguiente: "En los dos aspectos de mi pensamiento teológico, el crítico y el constructivo, he querido testimoniar a los demás la alegría y la esperanza que hay en mí: ¡soy verdaderamente un hombre feliz!". El tema de la gloria de Dios y de la felicidad del ser humano sería, a mi entender, un buen resumen de lo que subyace a toda su obra teológica.

Posterior Anterior


Hay 6 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Schillebeeckx-in memoriam
25 de Diciembre de 2009 a las 08:56

Edward Schillebeeckx es un don gratuito de Dios a la Iglesia y a la Teología. Un teólogo profético, que no heterodoxo. Fué investigado. Nunca fué condenado. Hay que recordarlo por si surgen intereses espúreos en des-ubicarle.

La alegría del Misterio de la Encarnación acompaña la despedida de quien se declaró un teólogo feliz. Feliz porque nos dejó la palabra que llevaba dentro, su reflexión sobre la Revelación. Feliz porque con sabiduría supo transmutar el dolor de rígidas incomprensiones en alegría y amor por la Iglesia y su Orden, sin abandonar su lugar. Dignidad y donaire en las dificultades. Porque como buen tomista sabía que: Quidquid recipitur, ad modum recipientis, recipitur.
Su ancla era la Fe en Dios y en Jesucristo. Esa era la fuente de su felicidad y alegría. ¿ Quien podrá separarme del amor de Dios ?

Hay teólogos transversales cuya aportación es fuente de inspiración para diversas generaciones : T. Chardín, Rahner, Congar. Y Schillebeeckx.
Mil gracias por su vida y aportación teologica, por legarnos el inicio de la Revista Concilium junto a Rahner y Congar.

Mil gracias a teólogos como Martin Gelabert que nos acercó a su obra y su figura.

A pesar del frío, ya alumbra el Sol de medianoche

In memoriam

2
Bernardo
25 de Diciembre de 2009 a las 10:13

No sé si el otro comentario entró porque me dio error. Lo reproduzco otra vez.
La noticia se esperaba, pero sigue siendo igual de impactante, para mí es como si muriera un padre en teología. Son muchas las obras que me han iluminado, incluso para ir más allá o tomar otros caminos. Es lo que tienen los grandes, permiten que tras ellos se abra una enorme panóplia de pensadores y de discípulos. Como él mismo nos dejara dicho en una obra: los hombres somos relato de Dios. Dios mismo se cuenta de alguna manera en cada uno de sus hijos y en éste lo ha hecho de forma muy especial. Espero que siga promoviendo vocaciones a la teología como esta y que sirvan al incremento de la fe y la construcción del Reino.
Un abrazo a toda la comunidad dominicana.
También un abrazo para tí, Martín, en estos días en que viene la Luz a nuestro mundo, tú que tantos nos iluminas con tus palabras y reflexiones.

3
Catalina
25 de Diciembre de 2009 a las 11:40

Supongo que tener y comunicar a los otros la esperanza es lo que le hacia estar feliz. Ahora lo sera plenamente. Y nosotros podremos seguir leyendo su obra.

4
JJO
26 de Diciembre de 2009 a las 16:05

"Algo se muere en el alma" cuando un maestro se va. Confieso que me he quedado algo conmocionado tras la noticia. Se va Schillebeeckx, pero no se va del todo. Su obra está ahí, y es parte de él. Es casi él.
Casi sin pensar, invito al Padre Martín, a sopesar la posibilidad de escribir los puntos más importantes de su obra. Le reto a escribir, no se si tendría que ser un libro o un simple artículo, (amplio en ese caso) sobre lo central de su pensamiento. Todo lo que ha aportado a la teología actual. Los rasgos más importantes de su obra, el porqué se su imcomprensión, de los recelos contra él. ¿Alguien mejor en España para hacerlo?. Sí, tal vez hayan algunos que lo harían, mejor en plan académico pero no creo que con tanta admiración, amor y conocimiento del trasfondo de su teología.

5
flora
28 de Diciembre de 2009 a las 13:56

Un dia hermoso y señalado para marchar al encuentro de la gloria, un dia de navidad, un testimonio de esperanza: "Soy un teólogo feliz", lo estuve releyendo justo estos días, y sin saberlo era como despedirlo y reencontrarlo. Por nombres y hombres así hay que felicitar a toda la familia dominicana, también enviar sentidas condolencias Gracias por la noticia, lo encomendaremos en la oración.

6
Juan Antonio
29 de Diciembre de 2009 a las 12:59

A raiz de la muerte de Edward Schillebeeckx, uno de los más grandes teólogos del siglo XX, creo que son muy pocos los cristianos practicantes que han leido alguna de sus obras y una gran mayoría simplemente no conocen de su existencia. No sabría decir a que se debe esa falta de interés, si es por propia desidia de los cristianos o se debe a falta de información por parte de las autoridades eclesiásticas, en cualquir caso creo que en el mundo actual el hombre busca conocer y razonar en lo posible sus creencias y no puede prescindir de la ayuda de tan grandes pensadores.

Personalmente estoy un poco perplejo al comprobar que aquellos teólogos que cuando conocí alguna de sus obras me ayudaron a cimentar mi fé, ( José M. Castillo, Hans küng, Schillebeeckc, González Faus y otros muchos), están bajo sospecha o incluso han sido condenados claramente por las Autoridades Eclesiásticas, sin acabar de entender las motivaciones para el rechazo de sus teologías.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo