Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

28
Oct
2016

Del conflicto a la comunión

8 comentarios

El Papa Francisco viajará a Lund, Suecia, el próximo 31 de octubre, para participar en una ceremonia conjunta entre la Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial, para conmemorar el 500 aniversario de la Reforma de Martín Lutero. El 31 de octubre de 1517, en la ciudad de Wittenberg, el monje Martín Lutero hizo pública su oposición a la práctica predominante de la venta de indulgencias. En esta conmemoración no se trata de recordar el pasado, sino más bien de considerar los progresos realizados en los últimos cincuenta años de diálogo católico-luterano. Este diálogo se inició después de las importantes decisiones adoptadas por el Concilio Vaticano II y continuadas por Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Gracias a este diálogo hemos logrado superar muchas diferencias, crear confianza, y lograr acuerdos en puntos esenciales, como por ejemplo la doctrina de la justificación por la fe. Cierto que todavía quedan diferencias importantes que nos separan, como por ejemplo, la doctrina sobre la eucaristía y los ministerios, o la comprensión de la Iglesia. Pero lo que nos une es más importante que lo que nos separa. Y el clima de entendimiento y de encuentro es siempre preferible al clima de enfrentamiento. De ahí el lema de esta conmemoración: del conflicto a la comunión. Una comunión que hace posible la esperanza.

La presencia del Papa en Lund es un gesto de alto nivel ecuménico. Hasta ahora todos los aniversarios de la Reforma han sido motivo de polémica y de enfrentamiento entre las dos confesiones. Esta vez será diferente. Por primera vez en la historia, católicos y luteranos conmemorarán conjuntamente el aniversario de la Reforma a nivel mundial. Algunos católicos dicen que no hay nada que celebrar con los luteranos. Evidentemente, si lo que celebramos es una pelea, no hay nada que celebrar. Pero si la pelea puede superarse y buscamos comprender las circunstancias históricas y doctrinales que la provocaron, para aprender a no repetirla, para que si hoy se dieran dificultades encontrar caminos para resolverlas de otra manera, entonces es bueno recordar el pasado y celebrar los caminos que han conducido a un presente de concordia y colaboración.

Una cosa más. En el Plan Pastoral de la Archidiócesis de Valencia, impulsado y aprobado por el Arzobispo, se puede leer: “En las relaciones con los hermanos de otras confesiones y con los creyentes de otras religiones se evitará todo asomo de falso proselitismo y se promoverá la máxima colaboración en los terrenos de la caridad, del entendimiento fraterno y del común testimonio de Cristo en el caso de los hermanos de diferentes tradiciones cristianas”.

Posterior Anterior


Hay 8 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Fray Diego
28 de Octubre de 2016 a las 11:05

Está "de moda" el decir que hacer la paz es más difícil que hacer la guerra, pero la realidad confirma la frase. Parece que resulta más como atizar la hoguera de los odios entre protestantes y católicos, manteniendo vivas las heridas del pasado, que asumir una verdadera postura evangélica, buscar el diálogo para pasar la página perdonando 70 veces 7.
Veo como muy positivo este acercamiento del papa con los luteranos, ir dónde ellos, celebrar con ellos. No es esto lo que hacía Jesus? Si se quiere ver así, no es esto ir a buscar la oveja perdida? Que en este caso a lo mejor no está tan perdida. Muy bien por el papa, muy bien por este artículo que resalta esto.

2
Paul
28 de Octubre de 2016 a las 13:43

Gracias P. Martín, Es un gran acontecimiento y agradezco que de esta cosas también se hablen. Pero Conmemoramos o Celebramos/Festejamos? Para algunos(incluyendo algunos pastores) se ha criticado de que no hay nada que celebrar (festejar)...porque la reforma ha sido un fracaso....!. Es evidente que lo que sucederá el próximo 31 de octubre es una Conmemoración y no una Celebración. En castellano, alemán y en otros idiomas (excepto la prensa italiana que ha jugado con estos conceptos) Conmemorar es recordar solemnemente algo o a alguien, con alegría o con dolor; por ejemplo se conmemora una victoria militar. Festejar en cambio es una conmemoración siempre relacionada a la fiesta y la alegría.
Para despejar malos entendidos, el Cardenal Koch (Presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos) el pasado miércoles, de una forma brillante, en conferencia de prensa en el Vaticano, explicó los puntos fundamentales del Conflicto a la Comunión, y se pueden sintetizar en tres aspectos.
“Primero: gratitud, por todo lo que hemos podido descubrir que existe en común entre protestantes y católicos”.
“Segundo: Lutero no quería hacer una división ni crear nuevas Iglesias. Lutero quería renovar la Iglesia católica y en ese tiempo no era posible y llegó la división de la Iglesia. Y las horribles guerras confesionales del siglo XVI y XVII. En particular la Guerra de los Treinta años que transformó la Europa de entonces en un mar rojo de sangre”.
“Tercer punto: esperanza. En esta conmemoración común puede traer frutos futuros”.
“El primero y tercer punto podemos –aseguró el cardenal– festejarlo sin problema, sobre el segundo punto tenemos que hacer penitencia. Y por ello hay que entender que punto se festeja”.
Es la primera vez en la historia que los católicos y luteranos lo hacen en común y, esto es digno de celebrarlo. Como también los 50 años de dialogo teológico.

3
JMValderas
28 de Octubre de 2016 a las 20:35

Estoy lejos de ESpana con in teclado y program as ajenos a nuestra lengua. Solo does apuntes. El luteranismo so es la fundacion de otra iglesia,frente a la gran barragana.NO solo la EUcaristia y la presencia real,tambien otros Sacramentos y verdades de fe. Carece de sentido la entronizacion de Lutero En Roma. Es contrario a la verdad historica limitar la rebelion a las indulgencias. Se esta disparatando de una maner incontrolada y desaforada. Ya no hay suficientes apagafuegos. Los hechos son los hechos,las palabras son las palabras.Ambos esclavizan

4
El Maestro de los dominicos se ha equivocado
29 de Octubre de 2016 a las 02:33

¿Se ha equivocado el Maestro de la Orden de los dominicos?
El cardenal Cayetano, Maestro de los dominicos y enviado por la Santa Sede quien intentó que Lutero no realizara el cisma y redactó con el papa la bula Exsurge Domine?
Lutero quemó esta bula diciendo: "Ya que has confundido la verdad de Dios, hoy el Señor te confunde a ti. Al fuego contigo".

5
fr. Pepe E.
30 de Octubre de 2016 a las 23:47

Hoy nadie quiere ser llamado fariseo, y con razón. Pero esto no prueba, desgraciadamente que los fariseos haya desaparecido. Al contrario, si la parábola del fariseo y el publicano fue dirigida a "quieres teniéndose por justos, se sentían seguros de si mismos y despreciaban a los demás", quizá el auditorio ha crecido mucho.
fr Pepe

6
JMValderas
30 de Octubre de 2016 a las 23:53

A nadie le importa mis impresiones personales. Pero por si alguien tuvo una experiencia similar, permítame cierta sensación que tal vez pudiera generalizarse entre católicos. En el pasado tuveque acudir con bastante frecuencia a Heidelberg. Por encima del Neckar está el paseo de los filosofos (Philosophen Weg). Vale la pena recorrerlo y detenerse en los paneles que indican las vistas de la ciudad. Es la historia viva del trasvase de monasterios, conventos y casas de formación religiosa a la Reforma. De grado o por fuerza. Vale la pena ir recorriendo cada iglesia y casa religiosa, a qué orden o congregación pertenecía, masculina o femenina y cómo terminaron en nmezcolanza non sancta. Vas repasando la historia: allí la Iglesia de san Pedro, más allá el convento que fue fe las agustinas, cerca el noviciado y juniorado jesuita, etçetera. Y entiendes a Trento y al Denzinger. Fue una batalla doctrinal. La Reforma moral era una mera pantalla. Vale la pena leer el prólogo de Tragus a su botánica. Tragus fue el fundador de loa botánica moderna con otros antiguos monjes o frailes pasados en armas y bagajes a la Reforma. Los llamados padres de la botánica. Con el tiempo las posturas se esclerotizaron. Pero sería miserable poner en el mismo nivel quienes rompieron con la excusa de la inmoralidad o venalidad (indulgencias) con una doctrina que como dijo el Señor eran palabras duras. Elevar Lutero porque tradujo la Biblia en un tiempo en que el latín era lingua franca es tomar el rábano por las hojas. Pero con esto estoy aludiendo directamente a alguien sobre quien explayarme como creo debería me producen escrúpulos de conciencia.

7
Anónimo
31 de Octubre de 2016 a las 04:00

Me parece excelente, muy cristiano y evangélico el actuar del papa.....Lástima por todos los que siguen recordando los muros, ayudando con sus feroces y veladas críticas a mantenerlos siempre vigentes, incapaces de tender una mano o de construir un puente

8
Antonio Saavedra
6 de Noviembre de 2016 a las 15:48

Observo que quedan muchos recuerdos de lo que pasó, entonces y a lo largo de los años. Pero estimo que ahora se puede y debe inaugurar un tiempo nuevo.
El Papa Francisco firma la declaración conjunta católico-luterana: este es el texto completo
http://www.religionenlibertad.com/papa-francisco-firma-declaracion-conjunta-catolicoluterana-este--52845.htm

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo