Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

10
Dic
2021

¿Por qué decimos Padre nuestro que estás en el cielo?

5 comentarios
cielodeDios

Ahora que se acerca la fiesta de Navidad, en la que celebramos el misterio de la Encarnación del Hijo de Dios, puede resultar interesante preguntarnos por qué decimos, en la oración que Jesús nos enseñó, que el Padre “está en el cielo”. Puede ser interesante porque esta expresión nos remite a la doble dimensión de la divinidad que implica el misterio de la Encarnación, a saber, que Dios es a la vez trascendente e inmanente. Dicho de otra manera: Dios es “el totalmente otro”, el que supera todo lo que podemos decir e imaginar, el que está “en otra dimensión”; y a la vez, es cercano, próximo, hasta el punto de que se hace uno de nosotros. Su inmanencia no anula su trascendencia, y su trascendencia no impide su inmanencia. Vamos, pues con el significa que tiene la afirmación del Padre nuestro “que estás en el cielo”. La explicación que ofrezco a continuación no sólo está directamente inspirada en Tomás de Aquino, sino que utiliza en gran parte sus palabras literales.

Por parte, decimos “que estás en el cielo” contra los que, al orar, se representan y elaboran de Dios toda suerte de fantasías materiales. Por eso se dice que está en el cielo, porque como está muy por encima de las cosas sensibles, muestra así la grandeza de Dios que todo lo supera, incluso la inteligencia y los anhelos de los hombres; así, todo lo que se puede pensar o desear queda por debajo de Dios. Por lo cual se dice en Job: “Sí, Dios es grande y no lo comprendemos” (36,26); en los Salmos: “El Señor se eleva sobre todos los pueblos, su gloria sobre el cielo” (112,4); y en Isaías: “¿Con quién asemejaréis a Dios?” (40,16).

Por otra, la familiaridad de Dios se nos muestra si por “cielo” entendemos “los santos”. Como a causa de su sublimidad algunos dijeron que no se ocupa de las cosas humanas, conviene considerar su proximidad, aún más, su intimidad con nosotros; por esto se dice que está en el cielo, es decir, en los santos, que es lo que significa, como aparece en los Salmos: “El cielo proclama la gloria de Dios” (18,2) y en Jeremías: “Tú estás entre nosotros, Señor” (14,9).

Resumo con otras palabras la doble explicación de Tomás de Aquino. El cielo indica la trascendencia de Dios, la imposibilidad de representarlo con nada material ni terreno. Y el cielo significa la santidad, la limpieza de corazón en la que Dios se hace presente. El Dios que es superior a todo, es también más íntimo que nuestra intimidad; y aquellos que viven una vida santa pueden experimentar, aunque sea pobremente, que Dios les acompaña en su vida porque en sus corazones se derrama el Espíritu Santo. Ellos son el cielo en el que Dios habita.

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Juanjo
10 de Diciembre de 2021 a las 20:39

Resulta estupenda la imagen del Padre del cielo. Pero es eso una imagen, una metáfora, una forma de expresar algo que nos sobrepasa. El problema está en el inconsciente que nos puede traicionar y al decir que “está en el cielo” (hay quienes apuestan por traducir “Padre nuestro del cielo”) se tenga la idea de la lejanía. Y a mí me da la impresión que esa idea prevalece. La de un Dios lejano, un Dios en las alturas que tiene que venir, pero que está lejos. Y muchas veces se ha olvidado de nosotros. “Ojala rasgases los cielos y bajases”
Por eso es importante recalcar la trascendencia y simultáneamente la inmanencia…
El mismo evangelista Mateo, unos versículos antes, ha dicho: “vuestro Padre que está en lo escondido te recompensará”. El Padre está en el cielo, se recalca su excelencia extraordinaria. Pero al mismo tiempo “Está en lo escondido”, su cercanía. De manera que usa dos metáforas distintas. Él está cerca de nosotros, invisible, pero, ahí está, en nosotros. Es más en lo más íntimo de nuestra propia intimidad.

Hormias
11 de Diciembre de 2021 a las 08:39

Gracias por su leccion fray Martín.. Muchas gracias

Valero
11 de Diciembre de 2021 a las 08:40

"Ellos son el cielo en el que Dios habita" De que forma tan sencilla y profunda explicas lo inexplicable. Ese es tu sello Martín: hacer sencillo lo que la razón no puede abarcar. Gracias

Loreto
12 de Diciembre de 2021 a las 10:56

"Donde cesa la imperfección allí comienza el cielo, y donde termina el pecado, la bienaventuranza.”
Philip James Bailey.
Yo lo sigo viendo arriba, y azul la mayor parte de los días.
Bonito texto gracias

SUSANA LUCIA ERRA
19 de Diciembre de 2021 a las 10:19

Si Jesus lo enseño en su oracion es porque asi es , EL NUESTRO DIOS esta por encima de todo, por eso en los cielos ,pero lo mas importante ,es que esta tambien en la tierra, junto a nosotros en nuestras vidas y en nuestro corazon ,Gracias Fray Martin por esta hermosa reflexion

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo