Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

8
Ago
2022

Diez ojos por uno o China bloqueando Taiwan

5 comentarios
ojoporojo

El “código de Hammurabi” es un conjunto de leyes mesopotámicas que buscaban establecer reglas justas de convivencia y que tuvieron una gran influencia en la antigüedad. Jesús mismo citó uno de los principios más famosos de este código, que pretendía que el castigo merecido por un crimen fuera justo y equitativo, y no se convirtiera en una venganza desproporcionada: “ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pan por pan”.

Muchos códigos de justicia actuales siguen inspirándose en este principio de reciprocidad. No ocurre lo mismo con las medidas políticas. Desgraciadamente muchas respuestas políticas parecen desproporcionadas y, más que inspirarse en el principio “ojo por ojo”, buscan dejar claro que ante el poder solo cabe la sumisión ciega y callada; y, por eso, no aceptan que nadie les contradiga ni les desafíe. Y para que quede claro que desafiar al poderoso es peligroso, los poderosos castigan las supuestas o reales ofensas recibidas con medidas desproporcionadas al supuesto o real daño que se les ha causado. El poder quiere tener siempre razón y por eso se arroga el derecho a castigar hasta límites insospechados.

El último ejemplo político (al menos visto con ojos occidentales) de este tipo de respuesta desproporcionada, es la reacción del gobierno de China ante la visita de una congresista norteamericana a Taiwan. Cierto, la senadora Nacy Pelosi no ha sido muy prudente, qué digamos. Pero una cosa es ser una imprudente provocadora y otra lanzar bombas que pueden matar. Pues una vez lanzadas, el humano ya no tiene control sobre ellas. Vivimos en un mundo en el que no abundan los valores de la prudencia, de la contención, de la epiqueya, de la finura, del cambiar la dirección de la mirada cuando algo no nos gusta, y no digamos el valor del perdón. Predomina la pasión, el deseo de venganza, el dejar claro quién manda, el puñetazo sobre la mesa.

Rusia enviando bombas a Ucrania desde una central atómica, para que si responde Ucrania se provoque una catástrofe nuclear; China bloqueando Taiwan; Israel y los palestinos de Gaza de nuevo en conflicto; la “pareja reinante” en Nicaragua haciendo todo el daño que puede a la Iglesia. Y más y más y mucho más. ¿Cuándo va a parar todo eso?

Por cierto, Jesús cita el código de Hammurabi para superarlo: “Yo os digo: no resistáis al mal; antes bien, al que te abofetee en la mejilla derecha ofrécele también la otra; al que quiera pleitear contigo para quitarte la túnica, déjale también el manto” (Mt 5,38). O sea, quédate completamente desnudo, pues el cuerpo iba cubierto con un manto y encima estaba la túnica. Complicado sí, pero si al menos en los ambientes eclesiales lo practicamos, el mundo quizás se quede sorprendido; y si se queda sorprendido, quizás reflexione un poquito; el no va más sería que tras la reflexión viniera la conversión.

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


juan garcia
8 de Agosto de 2022 a las 11:10

Supongo que la leader de la Casa de Representantes tendria sus razones y un claro mensaje de quienes esta representando para un imenso mundo Oriental: sus valores democraticos estan por encima de los "prudentes" consejos de su presidente y de los partidos politicos de su pais. No se si fue prudente o no la visita,
pero los dictadores deben respetar la libertad de pensamiento
de quienes piensan diferente. No se le puede permitir a los poderosos los abusos humanos que estamos observando en Ucrania. Creo que es hora de un "meaculpa" de la Comunidad Europea, y si Putin y los suyos no vienen a razones que pierdan el derecho a pertenecer a una sociedad civilizada.

Hormias
8 de Agosto de 2022 a las 19:51

Se darán cuenta los malos qué matan personas vidas... Alguna vez... No es más frliz la vida con el ejemplo de Jesucristo
Felicidsdes a la familia dominicana.. Y darle lss gracias pr la web... En especial a fray Martín.. Muchas gracias

Javier
9 de Agosto de 2022 a las 01:28

De acuerdo en lo de China. De acuerdo en parte en lo de Rusia. En el caso israel-Pañestina quien recibe las bofetadas son siempre los segundos.
Padre, con todo el respeto. Hay un agresor que agrede, que incita, que acosa, que vende armas, etc, etc.. Son los Estados Unidos de Norteamérica. Hay que ser valientes y y poner a cada uno en su sitio. Después lo que Dios quiera. Amén.

Ucranlive
9 de Agosto de 2022 a las 16:06

Javier recapacita quien son los buenos y malos.. Qué Dios nos bendiga

María N
9 de Agosto de 2022 a las 22:35

El poder, dice usted, quiere tener siempre razón y por eso se arroga el derecho a castigar hasta límites insospechados. Es cierto, el poder ya sea económico, político o religioso. Lo triste es que también ocurra en nuestra Iglesia a nivel de ALGUNOS responsables tanto del clero como de laicos con cargos. Como si de un rey y sus súbditos se tratara. Unos mandan y los otros obedecen sin rechistar. Una dictadura. Con frecuencia oigo expresiones como: aquí mando yo, el cura soy yo, para eso estoy yo y tú a callar, actúo así para yo imponer mi voluntad y no la suya... Qué pena!!!