Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

5
Nov
2016

Cuando se dice Iglesia, ¿en qué piensas?

8 comentarios

Sería interesante hacer una encuesta entre la gente que no pisa la Iglesia más que en contadas ocasiones para asistir a algún acto que ellos consideran de tipo social, y también entre la gente que se consideran buenos católicos porque cumplen habitualmente con la Misa dominical. La pregunta, para unos y otros, sería: cuándo oyes la palabra Iglesia ¿en qué piensas, qué es lo primero que te viene a la mente? Probablemente, incluso entre los creyentes, las respuestas serían variopintas y alguna bastante sorprendente.

Es posible que entre los no creyentes predomine la equiparación de Iglesia con edificio, aunque sospecho que muchas respuestas irían en la línea de decir, con mejor o peor intención, que la Iglesia es un montaje, un negocio, una organización “anti”, o sea, contraria a la cultura, a la ciencia o a la modernidad. A los creyentes este tipo de respuestas deberían hacernos pensar en la imagen que damos.

Entre los creyentes, alguno responderá identificando la Iglesia con el cura, el Obispo o el Papa. A veces me pregunto qué hay detrás de afirmaciones de este tipo: “la Iglesia dice”, “la Iglesia manda”. ¿Quién dice, quién manda? Evidentemente se está pensando en algún responsable jerárquico. “La Iglesia dice”, o “la Iglesia piensa” es perfectamente sustituible, en muchos que así se expresan, por “el Papa (o el Obispo) dice”, o el “Papa piensa”.

Por suerte, también hay creyentes (quizás la mayoría) que saben que la Iglesia es una comunión, reflejo del misterio trinitario, constituida en cuerpo de Cristo, un pueblo reunido en virtud de la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Sin llegar a estas reflexiones de buena teología, muchos creyentes, de forma más sencilla, a la pregunta qué es la Iglesia, responderían diciendo: la Iglesia somos los cristianos, que nos reunimos para celebrar la fe, que buscamos vivirla en el día a día, y queremos testimoniarla del mejor modo posible.

Sí, la Iglesia somos los fieles cristianos. O sea, la Iglesia “soy yo”. Pero no “sólo yo”, sino yo y el vecino cercano y el de más allá, que también son creyentes. Ocurre que, a veces, a estos vecinos creyentes, casi ni los conozco ni los trato. Y ahí es dónde algo empieza a fallar, porque un pueblo, una asamblea, una comunidad, en la que los miembros no se conocen, difícilmente pueden organizarse bien y más difícilmente pueden sentirse unidos a los demás y responsables los unos de los otros (Continuará en el próximo post).

Posterior Anterior


Hay 8 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


Anònim
5 de Noviembre de 2016 a las 22:57

Excelente post para reflexionar P.Martín; La definiría como la continuación de Dios en la Tierra , pero como todo árbol, hay partes que se deterioran y frutos que se pudren; si no hay un cuidado perfecto y hay miedo a cortar ramas y hacer nuevos injertos con savia nueva en el sitio adecuado, el árbol irá debilitándose por mucho riego y mucho abono que se le eche.
Un genial blog para reflexionar, pero faltan muchos como usted, dicen “O renovar, o morir”.
Felicitats i molts ànims.

ivan grillo
6 de Noviembre de 2016 a las 00:06

Fray Martin: Ya lo dijo A. Loise no sin cierta ironia que Jesus predico la venida del reino de Dios, y lo que vino fue la Iglesia. Por Iglesia se dice efectivamente que es la comunidad de los creyentes en Jesus. Lo que pasa es que la Iglesia, que tiene su origen en Jesus y en su evangelio, con el paso del tiempo, ha sufrido tantos y tan profundos cambios que, en no pocas cosas, se parece muy poco a lo de Jesus y el Evangelio. En efecto, a partir de Constantino, la Iglesia se constituyo en una poderosa empresa y posesionada en el establecimiento (el poder) de secta hasta entonces perseguida por los Emperadores anteriores, comenzo a perseguir a sus adversarios y extender sus dominios y creencias a las buenas y a las malas.
Oficialmente la Iglesia se considera como sacramento o señal e instrumento de la intima union con Dios (LG 1)
Tambien, la Iglesia politicamente hablando se considera una institucion con un gobierno de orden monarquico absoluto. En donde no funciona el poder de las mayorias democraticas. Cuan errados estan los medios cuando al referirsen de algunos de sus mienbros que la dirigen y gobiernan, dicen "la Iglesia dijo..o la Iglesia hablo...
Hoy, casi puede decirse sin demasiado fundamentalismo que Jesus de Nazaret y el Cristo objeto de la fe de la Iglesia no coinciden.
ivan

Antonio Saavedra
6 de Noviembre de 2016 a las 01:07

En espera de esa próxima aportación, se me ha ocurrido acudir al diccionario de la Real Academia, muestra y resumen de lo que en España forma parte de los significados de la palabra, 10 de la palabra en sí, y otras numerosas y variadas expresiones en que entra el vocablo.
Aquí lo dejo hasta ese nuevo mensaje.

Teresa
6 de Noviembre de 2016 a las 09:24

"Es posible que entre los no creyentes predomine la equiparación de Iglesia con edificio, aunque sospecho que muchas respuestas irían en la línea de decir, con mejor o peor intención, que la Iglesia es un montaje, un negocio, una organización “anti”, o sea, contraria a la cultura, a la ciencia o a la modernidad. A los creyentes este tipo de respuestas deberían hacernos pensar en la imagen que damos."

Cierto, pienso en qué imagen damos en muchas ocasiones y lo peor es que no somos capaces de mostrar con claridad lo bueno que tenemos. Solemos estar a la defensiva la mayor parte del tiempo. Se nos va la energía en defendernos y nos quedamos exhaustos para mostrar la alegría de ser hijos del Amor.
Teresa

Juan
6 de Noviembre de 2016 a las 15:47

¿Podemos considerar a la Iglesia a una partitura musical donde tenemos notas enteras, mitades, cuartas, octavas, etc, y silencios? En nuestra santa madre Iglesia todos somos necesarios y amados por un Dios todo misericordioso.

feliciano lópez robles
6 de Noviembre de 2016 a las 18:01

Quién pone freno a la lengua, opiniones no faltan.- Usted lo deja bien claro, la Iglesia es la unidad de todos los cristianos, que nos reunimos para celebrar la liturgia de alabanza al Padre Dios.- Si es verdad que mucha gente equipara Iglesia con edificio, de ahí, precisamente, la necesidad de plantearnos, los católicos, la pregunta: ¿qué imagen estoy yo dando como célula viva de la Iglesia?.- Iglesia, eres tú y soy yo, somos miembros vivos del Pueblo de Dios, con una misión concreta y específica a desempeñar, vivir la palabra de Dios y hacerla llegar a los hermanos.- Cuál es mí misión dentro de la Iglesia?, cómo entiendo yo mis obligaciones como practicante y seguidor de Jesucristo?, he pensado, alguna vez, lo que supone ser miembro del Pueblo de Dios?.- Cómo vivo la dimensión eclesial entre la gente que me rodea a diario?, la Iglesia es misionera por excelencia, doy testimonio de mi vida cristiana, me siento Iglesia, cómo la valoro y la aprecio?.- En la Iglesia cabemos todos, pero con una responsabilidad personal e intransferible de la que debemos dar cuenta, en principio según nuestra conciencia, después ante Dios.- Bastante pobre es nuestro conocimiento de la Iglesia, porque muchas veces confiamos en el de
al lado, y nos exhibimos con frecuencia.- La Iglesia nos pide y exige un modo de hacer como cristianos que somos.-

anónimo
8 de Noviembre de 2016 a las 10:14

Para mucha gente al decir IGLESIA piensan en los "curas y las monjas".
En los "curas" entran todos : párrocos, frailes, monjes etc.. y en las monjas pues todas ellas, las del colegio... y " las encerradas". y todas...y ahora también piensan en el Papa porque aparece mucho en la Tele. No les preguntes más porque no saben más.

Y, un servidor siempre he pensado : ¿los curas desde el púlpito enseñan al pueblo todo esto que es básico?....y a veces pienso que, los curas seculares, sobre vida consagrada, no saben tampoco nada.¿ es posible?...como lo van a explicar...

AEL
8 de Noviembre de 2016 a las 22:27

Precioso POST. Estoy convencido que varios millones de años antes de Jesucristo, cuando el ser humano diferencia lo bueno de lo que no lo es ya existe la Iglesia. Se dice CV II: Dios vive en la conciencia del ser humano, el Homo sapiens que obraba haciendo el bien, ‘Bautismo de conciencia’ hoy es Iglesia triunfante. Cristo, en la cruz, canoniza, Iglesia triunfante, a quien le pidió que se acordara de él, calificándose de criminal que estaba pagando por los delitos cometidos, cuando estuviera en su Reino. “Hoy estarás conmigo en el paraíso”.