Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

25
Dec
2012

¿Por qué la loteria siempre toca a los pobres?

0 comentarios

Un año más, la prensa del día 23 de diciembre se complacía en destacar que el sorteo de la lotería de Navidad había estado muy repartido y había tocado a personas que estaban en paro o muy necesitadas. Ninguna novedad. Lo de todos los años. Lo mismo dirán con el próximo sorteo del 6 de enero, llamado “del niño”. Dejo aparte la pregunta de quién es este “niño” que reparte millones, para detenerme en otra más inmediata: ¿por qué será que la lotería siempre toca a los pobres? Sólo encuentro una respuesta: cada día hay más gente pobre, necesitada, en paro, con deudas. Muchas de esas personas juegan a la lotería. Si ellos son la mayoría de los que juegan, es lógico que la lotería toque a algunos de ellos. Por otra parte, es normal que ellos sean la noticia destacada. Que un rico se haga un poquito más rico no es noticia.

Una vez pasado el día del sorteo, las cifras de paro y de pobreza, siguen siendo exactamente las mismas que el día anterior. Y, si han variado, es para aumentar. O sea, que la lotería no ha solucionado nada. Porque la crisis económica y la situación de precariedad en que vive gran parte de las gentes de esta nación, no es un problema individual, es un problema colectivo y estructural. No se arregla, por tanto, a base de apaños personales. Se arregla a base de medidas que tengan incidencia colectiva. Es laudable ayudar a una persona. Pero sin olvidar que hay un cuerpo social sufriente.

Como debería saber cualquier alumno de bachiller, desde el punto de vista matemático, jugar a la lotería es una ruina, pues la probabilidad de acertar con nuestro décimo en la lotería de Navidad es de 1 entre 100.000. Por eso importa recordar que la mejor lotería es la suerte de tener un trabajo y una familia que te apoye y te quiera. Los que tenemos el privilegio de tener trabajo y apoyos afectivos estamos llamados a dar gracias a Dios y, como consecuencia necesaria de esta acción de gracias, a compartir con los menos privilegiados. Este podría ser un buen propósito de cara al próximo año 2013, que yo deseo muy feliz para todos y lleno de las bendiciones de Dios.

Posterior Anterior


Deja tu comentario

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply