Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

9
Ago
2018

Inadmisible, la pena de muerte

2 comentarios
luzfrentemuerte

Mientras el presidente de los Estados Unidos amenaza con ampliar el uso de la pena de muerte, el Papa Francisco acaba de ordenar que se cambie el Catecismo de la Iglesia, para que no quede ningún resquicio que, por parte católica, pueda justificarla. El cambio declara “inadmisible” la pena de muerte. En realidad, el texto enmendado ya la declaraba prácticamente inadmisible, pues sólo la justificaba cuando no hubiera otro modo de defender el bien común, añadiendo que era muy dudoso que hubiera algún caso en el que este supuesto se diera.

Cuando apareció el Catecismo, publiqué un artículo el que indicaba que el texto sobre la pena de muerte, tal como salió, no estaba en línea con las modernas posiciones del Magisterio, desde el Vaticano II hasta Juan Pablo II (que fue el Papa que promulgó el Catecismo). El Papa Francisco ha dado un paso que estaba implícito, por no decir casi explícito, en el Magisterio precedente. La base de la inadmisibilidad de la pena de muerte es la dignidad de la persona humana que, en toda circunstancia, la conserva. Como bien dijo Juan Pablo II, “ni siquiera el homicida pierde su dignidad personal y Dios mismo se hace su garante” (Evangelium vitae, n. 9). La dignidad humana no se pierde nunca, pues no depende de las buenas o malas acciones que uno cometa, sino de la huella de Dios con la que ha sido creado todo ser humano.

Decir que la Biblia “justifica” la pena de muerte es no entenderla. La Palabra de Dios está siempre a favor de la vida, aunque una mala lectura fundamentalista y literalista de la Biblia puede encontrar citas que avalan la pena de muerte, del mismo modo que una mala lectura de la Biblia avala la esclavitud o la sumisión de la mujer. Pero la Biblia, como todos los textos escritos, y más si son antiguos, requiere interpretación. La exégesis, la teología y el Magisterio nos ayudan a comprender bien la línea de fondo de la Escritura, aunque, a veces, se requiera tiempo para una buena comprensión de ciertos textos.

Yo mismo he escrito que, en su defensa de la vida del no nacido, la Iglesia se cargará tanto más de razón, cuanto mejor defienda las vidas de los bien nacidos. Los criminales están entre los bien nacidos, aunque sus acciones puedan parecer propias de gente “mal nacida”. Hoy hay modos de impedir que, una vez arrestados, vuelvan a cometer tales delitos. Eso dejando aparte que Dios siempre confía en la capacidad de arrepentimiento y conversión de todos y cada uno. Porque nos ama incondicionalmente y con él siempre hay nuevas oportunidades.

Este cambio en el Catecismo resulta más coherente con el moderno Magisterio de la Iglesia, con una buena lectura de la Palabra de Dios y con el progreso de la teología. Y también con la mayor conciencia que la Iglesia va cobrando de la dignidad de la persona humana.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
JMValderad
10 de Agosto de 2018 a las 17:05

Hace tiempo decidi no participar en el blog de Gelabert. Se me censuro un texto y en coherencia me propuse abstenerme. Y en esas sigo. Voy a hacer una excepcion con el caso de la decision de Bergoglio. Quoen se hamostrado incapaz. de responder a los dubia refugiandose en pseudorraznones de nula entidad intelectual no han leido el texto entero fue su respuesta a Caraffa, Buke et alii-,
Y en un acto incalificable mando incluii una interpretacion curiosa como doctrina autotizada en las Acta Apostolicae Sedis, dice ahora que su doctrina es coherente con el magisterio recibido.Si lo fuera, por que cambiar el Catecio? Bastabs una aposicion. No. EN lo doctrinal Bergoglio es una una calamidad. Hay mucha doctrina pisotesda em esa decision. Y ello aunque a la luz del EVangelio solo Dios es dueno de la vida

2
claudio
11 de Agosto de 2018 a las 17:31

Que el Santo Padre quite la pena de muerte del C.I.C. en realidad no es tan trascendente donde no hay pena de muerte ni nunca va haber. Es una buena jugada para presionar donde rige y se la usa para perseguir a los cristianos por medio de la Sharía. Me he enterado que un sicario de Pablo Escobar que mató a 3000 (Sí, 3000) personas fue perdonado por los yanquis a cambio de colaboración. Hipocresía!!! Nos olvidamos que la Iglesia nunca ha sido ireneísta. Hasta Santos de la talla de San Bernardo han predicado las cruzadas (guerra justa). O lo que fué la guerra de La Vandée contra la Revolución Francesa y la guerra Cristera en México. La Iglesia ahora habla de la democracia, pero es muy reciente: a partir del mensaje de Navidad de Pío XII de 1944. Puede por lo tanto venir otro Papa y volver a poner en el C.I.C. la justificación a la pena de muerte y hablar a favor de la monarquía. Es contradictorio que un Santo como Juan Pablo II no la haya sacado. Más que en filosofía era personalista y no tomista. El último Papa en aplicar la pena de muerte fue el ahora Beato Pío IX. Firmó 20 condenas presentadas por su Ministro de Estado el Cardenal Antonelli, el cual al morir se le descubrió una fortuna y una hija la cual heredó todo. Sería bueno que ahora el Papa pida perdón por todos sus antecesores que firmaron penas de muerte. 2 Tes 1, 6. "Es justo que Dios retribuya con sufrimientos a quienes los hacen sufrir a ustedes". Como hijo obediente de la Iglesia adhiero. "Roma locuta est, causa finta est".

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo