Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

19
Jul
2010

Groserías contra la mujer y el arte de citar

7 comentarios

“Groserías contra la mujer” es el título de un editorial poco afortunado de El País, publicado el pasado sábado. El periódico critica que la Congregación para la Doctrina de la Fe, en su reciente normativa sobre los delitos más graves, haya incluido en esta categoría a la ordenación sacerdotal de una mujer, equiparando esta gravedad (según el editorialista) a la pederastia y la tenencia de pornografía infantil por parte de los clérigos. En realidad no hay tal equiparación. Se trata de una simple enumeración de delitos, pero ni todos son iguales, ni tienen la misma gravedad. Es posible que el documento de la Santa Sede haya dado pié a una confusión no deseada. Esta crítica hubiera sido aceptable, la de la equiparación no.
 

Lo que resulta más desacertado del editorial es mezclar a Tomás de Aquino en todo este enredo. Para colmo citándole mal, haciéndole decir lo que no dice. Según el editorialista, Tomás de Aquino habría dicho que, dado que la mujer había de ser ocasión de pecado para el varón, Dios no debía haberla creado. Dejo aparte, que ya es dejar, el que una buena interpretación de cualquier autor y texto requiere situarlo en su contexto histórico. Y me limito a constatar que lo que el editorialista atribuye a Sto. Tomás es en realidad una dificultad que el santo se plantea. En la respuesta Tomás de Aquino dice que sin la creación de la mujer “este mundo quería imperfecto” (Suma de Teología, I,92,1).
 

El editorialista no solo mete a Sto. Tomás donde no toca y donde seguramente él no se hubiera sentido cómodo, sino que además le atribuye lo que no dice. Más aún, si quisiéramos hoy prolongar el pensamiento de Sto. Tomás, habría que decir: es posible que, en algunos casos, la mujer sea ocasión de pecado para el varón; no es menos cierto que, en muchos otros, la mujer es ocasión de gracia para el varón. La recíproca también es verdad: el varón puede ser, según los casos, ocasión de pecado o de gracia para la mujer. Cuando se trata de mujeres y varones todo es recíproco, puesto que todas las realidades humanas pueden vivirse y realizarse de modo femenino y de modo masculino.

Posterior Anterior


Hay 7 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
¿canicula estival ?
19 de Julio de 2010 a las 08:35

El editorial es poco afortunado. Y aprovechar el caso de las medidas vsticanas contra la pederastia para, de paso,apuntillar el tema de la ordenación de las mujeres, pues tambien. El machismo inconsciente que subyace en la Iglesia Católica aflora con frecuencia, porque forma parte de su estructura de poder.

Hoy se actualiza la lectura de Sto Tomas como la de S. Pablo. Por cierto re-interpretaciones casi siempre hechas por varones clérigos. ¡ Que pocas mujeres de hoy se sienten representadas tanto por uno como por otro!. Muchas dirán que ni falta que hacen. En este siglo XXI hay voces más representativas de varones y mujeres de hoy. Hay voces que es mejor dejarlas en el momento que se pronunciaron,y en el contexto que se pronunciaron. Y respetar su memoria. Pero seguir caminando,hacia una teología y espiritualidad de hoy para varones y mujeres de hoy Como lo hacen tantas teólogas, religiosas laicas a pesar de tantos "santos varones", una verdadera cruz que con resignación cristiana muchas comparten en esta Iglesia de Gozo y Dolor.

El Maestro Jesús de Nazaret nos muestra la relación fraterna de varones y mujeres, el trato igualitario que Él mismo tuvo con unas y otros. Mal que les pese a muchos y a algunas mujeres, que de todo hay en esta viña del Señor.

Se echa de menos otra Catalina de Siena , voces proféticas frente a tanto fundamentalismo

2
distinto nivel
19 de Julio de 2010 a las 08:54

El delito de pederastia está penalizado con carcel según la ley civil. La ordenación de mujeres es indiferente en el derecho civil.

El delito de pederastia conlleva suspensión de funciones del pederasta durante años, hasta ahora según ley canónica. La ordenación de mujeres es castigada con excomunión.

No admite comparación.Son niveles distintos. Según las penas que se aplican pueden sacarse conclusiones sobre la consideración de gravedad pederastia versus ordenación de mujeres. Presuntamente, of course !

3
perpetuo socorro
19 de Julio de 2010 a las 12:05

¿ocasion de pecado para el otro? es muy facil echar la culpa a los demas.
¿machismo?, no se, hasta ahora he podido hacer todo lo que he querido, sin trabas por ser mujer- aunque yo nunca he querido ser cura, no me gusta. Sin embargo si he podido ser madre, cosa que si queria. Todo tiene su lado bueno

4
Oscar
19 de Julio de 2010 a las 13:35

Cuando leí el editorial de El País me quedé sorprendido. Gracias profesor por sus puntualizaciones y sus aclaraciones. Era necesario hacerlas.

5
Bernardo
19 de Julio de 2010 a las 18:39

Probablemente se unen en el editorialista un poco de desconocimiento, eso de citar de oídas, y bastante de mala fe. Si con el editorial querían hacer daño a la Iglesia, o conseguir que alguna oveja descarriada picase, no lo han conseguido, entre otras cosas porque somos mayorcitos y no necesitamos de "guías" espirituales, pero también porque tenemos gente como tú, Martín, que tan bien sabes discernir y situar cada cosa en su sitio.

6
pequeño resto
20 de Julio de 2010 a las 19:24

" ¿Por qué la marginación de la mujer en la Iglesia romana, pese a ser quienes llenan templos y ceremonias? Los apóstoles huyeron, despavoridos, cuando Jesús fue detenido. Las mujeres, con María de Magdala a la cabeza, permanecieron al lado del crucificado hasta el final. Quizá no soportan la comparación."

Pues esta parte de la editorial del Pais es una gran verdad, ninguna grosería.Dentro de algunos lustros los monseñores de turno pedirán perdón a las mujeres con retraso.¿ Dónde estarán para entonces? Se lo están buscando a pulso

7
josemaría esteve i pallarés,op
21 de Julio de 2010 a las 13:55

¿Donde estan los profetas? y las profetisas? Catalina de Siena se atrevería hablar hoy? Jesús no interpreta desde la ley,dino desde la mujer oprimida.Esa es la verdadera religión,la que religa al ser humano con el Dios de la libertad,del amor. Por eso no hay que esperar más tiempo,no hay que respetar los tiempo de la religión,que transladan la liberación de las mujeres para un futuro. Los sábados de la exclusión pueden ser eternos para los excluidos,eso lo entiende muy bien Jesús.Las mujeres y los hombres que forman parte de las estructuras religiosas,son llamados por Jesús a levantar la mirada de todas las personas que viven enconvadas en nuestro mundo.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo