Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

25
Oct
2013

Los árboles del Paraíso y el bautismo cristiano

7 comentarios

Según el libro del Génesis, en el paraíso en el que se encontraban los primeros humanos, había dos árboles extraordinarios: el de la vida y el del conocimiento del bien y del mal. Como su mismo nombre indica, se trata de dos árboles simbólicos. El árbol de la vida se encuentra en la mitología antigua. Quien come de él, obtiene la inmortalidad. El relato afirma que el hombre, mortal por naturaleza (sacado del barro), ha sido creado a imagen de Dios. Es como un “hijo de Dios”, al que se le ofrece, como un regalo, la vida inmortal. Es un regalo, no un derecho, porque sin el regalo el hombre es mortal. Sin embargo, este humano es una criatura. No tiene el conocimiento divino ni el poder absoluto de decretar lo que es bueno y lo que es malo. Este límite de la condición humana está simbolizado por el otro árbol, el árbol prohibido, el del conocimiento del bien y del mal. Por esta razón la astuta serpiente tienta a Eva, diciéndole que es posible conocer y decidir sobre el bien y el mal y, así, ir más allá del límite: “si coméis de este árbol, seréis como dioses” (Gen 3,5).

Según el Génesis, los dos árboles, contrarios e incompatibles, están en “el centro del jardín” (Gen 2,9). En el centro de la existencia. Esta dualidad es perfectamente coherente y hay que tenerla muy en cuenta si queremos entender el mensaje que el texto transmite. Del primer árbol se puede comer; pero está prohibido, bajo pena de muerte, comer del segundo. Los dos arboles son el signo de una oposición fundamental y universal: la Vida y la Muerte. El humano debe escoger uno u otro camino. Porque el humano no es un animal como los otros. No es un autómata. Es libre, más aún, es el interlocutor de Dios. Puede convertirse en amigo de Dios, y cumplir su voluntad; es lo propio de los amigos, que buscan complacer al amigo; o separarse de Dios y seguir su propio camino. En adelante este será el dilema de Israel y, por extensión de toda la humanidad: “Yo os propongo el camino de la vida y el camino de la muerte” (Jr 21,8). Pero la voluntad de Dios es clara: “Escoge la vida” (Dt 30,19).

La elección fundamental entre vida y muerte, bien y mal, sigue siendo totalmente válida. Para el cristiano, el simbolismo del primer jardín se encuentra en el simbolismo sacramental del bautismo. El doble rito de la renuncia a Satanás y de la adhesión a Cristo es el lugar sacramental de esta elección decisiva. El creyente renuncia a la vía del mal y se compromete a seguir la vía de Cristo que conduce a la vida eterna. El catecúmeno hace así lo contrario de lo que hizo el primer hombre. Adán hizo una mala elección. Siguiendo a Cristo, Camino, Verdad y Vida, el catecúmeno encuentra abierto el camino que conduce al árbol de la vida.

Posterior Anterior


Hay 7 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

Cancelar repuesta


merche
26 de Octubre de 2013 a las 17:44

"..Sereis como dioses" dice la serpiente
"Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto".... dice Jesús...esta es la auténtica vocación del hombre. En lo que se equivocó Eva fué en quererlo ser sin esfuerzo, de un "mordisco" a la fruta, y nada más ....siendo labor de toda la vida. El "pecado original" que debería llamarse "situación original " es que tenemos todo por hacer....si decimos SI a Dios, todo ira bien,....si Le negamos utilizando mal nuestra libertad nos irá mal.
Yo lo veo así....a lo mejor estoy equivocada....pero lo veo claro de esta manera

Juan
27 de Octubre de 2013 a las 03:56

Cuando se escucha hablar de "bautismos civiles", uno se pregunta: de qué árbol se habrán caído estos..? Se trata de la presentación de grupos de bebés a la comunidad de parte del señor alcalde del pueblo, en cuya ceremonia se declara que esos nuevos infantes no recibirán enseñanza religiosa de ninguna clase. Bautismos civiles..
Gracias, fray Martín, por tus excelentes disertaciones.

Anónimo
27 de Octubre de 2013 a las 17:03

Es un comentario perfecto. ¡Cuántas veces nos quedamos en la apariencia de la tentadora serpiente, la manzana, la "mujer" y nos olvidamos del verdadero sentido de este bello relato! Al profundo comentario del P. Gelabert, habría que añadir la mala costumbre que tenemos los humanos de echar la culpa "a otro" de nuestras debilidades. Perfecto, P. Matín. Pido al Señor que le siga ayudando en todos los cometidos que le tiene asignados al servicio de la Orden y de la Iglesia.

Antonio López Sernández
27 de Octubre de 2013 a las 17:06

(Soy el que acaba de enviar el último comentario sobre el "echar la culpa al otro"). Perdón por el despiste.

ánonimo
27 de Octubre de 2013 a las 19:53

Gracias por su comentario Fray Martin.
El arbol de la vida.....Jesucristo ¡he ahí la Solución, ayer, hoy y mañana!
A lo largo de la vida Él da sentido a todo. Un día cuando nuestra lámpara se apague, Él será nuestro puerto final, Ahí dormirán su sueño nuestros remos cansados; ahí reposarán nuestras pasiones agitadas y nuestros sueños imposibles.
Él mismo será nuestro descanso.
Hemos pasado por la vida como meteoros. Ha sido una densa historiadela que sólo algunas briznas insignificantes pasarán a las cronicas. Pero los momentos estelares, las horas de fuego, los encuentros en las cumbres, la mano tendida sobre el abismo, el aceite sobre las heridas los pasos sorpresivos de la desolación a consolación....todo esto bajara con nosotros a la sepultura.
Contando con la benevolencia de todos...nos atrevemos a hacer nuestras las palabras de San Pablo: " Creí por eso hable"
Todos estamos a la espera que descienda el Pastor de los altos cerros....y regresará para siempre la infancia a nuestros ojos, para poder contemplar al Padre.
Gracias..

R. Juan
28 de Octubre de 2013 a las 22:34

La Biblia en todos los libros que contiene, muestran la Revelación de Dios a un pueblo que se llama Israel. Este pueblo, tiene una mentalidad Oriental y por ende existencial. A la luz de toda su historia, Dios se va revelando poco a poco y el pueblo va descubriendo quién es Dios "en su historia", de modo que muestra un Dios que interviene en los acontecimientos de la historia del pueblo y de cada persona. A la luz de esto, se escribe el ultimo libro del pentateuco que és el Genesis. Este libro muestra especialmente la situación humana existencial en que se encuentra el hombre de todos los tiempos. Y ¿Cómo se encuentra el hombre? (el ser humano hombre-mujer)?Que dilema interno tiene?¿que tragedia interna le acompaña? Hace falta iluminar esta oscuridad, ¿porqué se encuentra así?, porque ejerciendo su libertad, en la debilidad (Eva-mujer) ha sido engañado por el mentiroso, ponzoñero, adversario,Satan,Satanas,Belzebu, Maligno,Serpiente, Principe del Mal.
Todo ser humano tiene dentro de sí este estado (Hombre-Mujer) Fuerza-debilidad.
Toda la historia que transcurre hasta el último profeta Malaquias, esta esperando y profetizando la llegada del Mesias, quien llevará al Paraíso perdido a Israel.
Con Jesuscristo, se cumplen todas las promesas de modo que dá sentido a toda su historia y al de toda la humanidad. ¿cómo? obedeciendo hasta el árbol de la Cruz,dando su vida voluntariamente y rompiendo en su terreno al Demonio, Maligno, etc., porque resucitando, ñe ha quitado el poder al Maligno; no puede matarlo, ha roto la muerte y rescatado no sólo a Israel, sino a toda la humanidad, arrastrándola a una nueva forma de vida, que es el Amor, por Amor a llevado a todos al Amor, al Perdón, a exculpado y perdonado la culpa, el pecado, ha lavado con su sangre (Siervo de Yahveh) a todos los hombres e instaurado su Reino desde su costado (Agua del Bautismo) del que nace la Iglesia, nuevo pueblo de Dios, Lavados, perdonados y amados como hijos (¡Madre ahí tienes a tu hijo, hijo ahí tines a tu Madre) le dice a Juan, discípulo amado. Esa Madre es la Virgen Maria=Iglesia; Juan eres tú, hermano de Jesús porque tienes una misma Madre, puedes vivir en su casa y con el Espiritu Santo, herencia testamento de Jesús, ser un hombre nuevo, de modo que la cruz es el "Arbol de Muerte que se ha convertido porlaresurrección en Arbol de Vida Eterna" Misterio del universo, tu cima toca el Cielo y en tus brazos abiertos brilla el Amor de Dios.
Paz y Bien queridos hermanos.

jose sornosa pinazo
11 de Noviembre de 2013 a las 00:21

cuanto nos falta la Liturgia de la Santa madre Iglesia se originan estos comentarios , lo primero que hace el Sacerdote es hacer la señal de la cruz sobre el niño (id y bautizar en el nombre del padre y del hijo y del ESPIRITU Santo cuando pregunta el nombre son los padres los que lo dicen y cuando pregunta que quereis para este niño y muchos padre dicen la vida eterna . cuando hacen la profesión de Fe, es la fe de los `padres y de los padrinos por eso el niño tendrá que hacer la confirmación.
que saviduria mas grande tiene la SANTA MADRE IGLESIA que no esta escondida pero como es REVELADA como la gente no atiende y el oído esta cerrado no lo ven .
gracias padre por darnos estas enseñanzas