Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

3
Mar
2020

Estructuras de pecado

4 comentarios
caoscosmico

Cuando en círculos cristianos hablamos de gracia y pecado solemos pensar en actos y situaciones personales. Sin embargo, el concepto de gracia y el de pecado pueden también aplicarse a las estructuras. El Catecismo de la Iglesia Católica (n. 408) advierte de “la influencia negativa que ejercen sobre las personas las situaciones comunitarias y las estructuras sociales que son fruto de los pecados de los hombres”. El Catecismo no utiliza la expresión “pecado estructural”, pero habla de estructuras que son fruto de los pecados de los individuos.

Lo que hacen algunos individuos termina convirtiéndose en una estructura dañina cuya influencia va más allá de lo individual. Esa estructura hay que calificarla de “pecado estructural”. Esa expresión la utilizaron las Conferencias Episcopales de Medellín y Puebla. Por su parte, Juan Pablo II, en su encíclica Sollicitudo rei socialis, habló de “mecanismos perversos” que condicionan nuestro mundo, cuyas causas no son únicamente económicas y políticas, sino también morales. Juan Pablo II calificó a estas causas morales de “estructuras de pecado”. Sin duda, los individuos influyen, para bien y para mal, en lo económico y lo político. Pero también, sin que nos demos cuenta, lo económico y lo político influyen en la conducta, muchas veces negativa, de los individuos.

Según el Papa, tales estructuras crean en las personas e instituciones obstáculos que favorecen el mal e impiden el bien, difíciles de superar. Más aún, estas estructuras introducen “en el mundo condicionamientos y obstáculos que van mucho más allá de las acciones y de la breve vida del individuo que las ha provocado”. La dinámica de estas estructuras se impone, aún en contra de la voluntad de las personas. ¿Cómo vencer a tales estructuras? De la influencia del pecado estructural solo es posible escapar cuando alguien introduce actitudes que crean estructuras de gracia, de bondad y misericordia, que también influyen en la conducta de los demás y van más allá de la vida del individuo que las ha provocado.

Cuando de la teoría pasamos a los ejemplos, se corre el riesgo de quedarse en los ejemplos y criticar sus debilidades, olvidando lo fundamental. ¿Las instituciones financieras, que invierten en compra de armas y de drogas, son estructuras de pecado? Ahí, sin querer, el inversor o ahorrador está condicionado por una situación perversa que, en parte, no controla ni conoce. ¿Las vallas, o las políticas que consiguen que el mar Mediterráneo se llene de frágiles pateras, que impiden la entrada de inmigrantes, son estructuras de pecado? La ambición política, la búsqueda del poder a toda costa -pecado individual- puede terminar creando estructuras corruptas, sobre todo cuando el cumplir lo prometido a los electores pasa a segundo plano. ¿Quién controla el poder, una vez alcanzado?

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
J. Garcia
3 de Marzo de 2020 a las 10:40

Yo diría que el "hambre virus" es una de las "estructuras" mas pecaminosas de nuestro tiempo: la muerte diaria de miles de niños por mala alimentación clama al cielo: solamente los millones que se gastan los políticos de turno en la campaña presidencial de EE.UU serían suficientes para cambiar esta estructuras injustas en estructuras de gracia. Uno de los temas actuales de los candidatos demócratas de esta campaña USA es precisamente: "socialismo o capitalismo"..

2
Hormias
4 de Marzo de 2020 a las 12:44

Va a tener razón hobbess porque el ser humano es tan malo con sus semejantes.. Lo del niño australiano de nueve años es horroroso e indignante

3
Asia belén González Infante.
7 de Marzo de 2020 a las 17:51

Me parece de gran interés el asunto del que trata el tema presentado. Casi todas, por no decir todas, las conductas de los individuos en la sociedad en la cual conviven y crean sus relaciones suelen ser conductas de poder como el económico, moral, intelectual, entre otros. El económico es uno de los poderes más peligrosos en la relación con otros actores de la sociedad que no sustenta el mismo nivel económico. Por eso es importante que la sociedad humana se esfuerce por conseguir un nivel de convivencia social basado en el respeto a mutuo, en la justicia y en la equidad.

4
Juan
10 de Marzo de 2020 a las 07:10

Hace falta que un grupo de hombres buenos llegue al poder y establezca un sistema de responsabilidad CONTRACTUAL entre el pueblo votante y los gobernantes. Creo que seria un control justo del poder.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo