Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

24
Dic
2006

¿De dónde viene Jesús?

4 comentarios
La experiencia de la resurrección de Cristo planteó, con más fuerza que nunca, una pregunta que ya algunos hicieron en vida de Jesús: ¿quién es ese?, ¿de dónde viene?.

Lo primero que se escribió sobre Jesús fueron los relatos de su muerte y resurrección. Eso era lo importante para los primeros cristianos. Pero, poco a poco, espontáneamente, surgieron las preguntas por el “antes” de esa muerte y de esa resurrección. Antes fue el nacimiento. Importa poco si fue en Belén o en Nazaret. Pero sí importa, y mucho, un “antes” más radical, que clarifica definitivamente la pregunta por la identidad de Jesús. Este antes radical es: Jesús procede del Padre. Dios mismo es quién ha enviado a Jesús. Es el misterio de la Encarnación: “al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer” (Gal 4,4). El que nace de María tiene por Padre a Dios.

En el nacimiento de Jesús según la carne se anticipa el rechazo de los grandes y la adhesión de los pequeños. Según Lucas los primeros que van a recibirle son unos pastores, marginados sociales, gente despreciada en aquel ambiente. Estos han recibido una revelación de la identidad del niño, que retrotrae la revelación pascual de Jesús como Señor y Mesías. Acogida la revelación, esos pequeños, esos sin credibilidad, se convierten en pregoneros de lo que han visto y oído (Lc 2,17-18), del mismo modo que las mujeres, también sin credibilidad en la época, se convierten en las primeras testigos de la resurrección, el acontecimiento por excelencia que revela a Jesús como Señor, o sea, como el que tiene poder divino para salvar. Lucas retrotrae a la infancia (o sea, coloca en los inicios algo realmente acontecido al final de la vida de Jesús) la experiencia pascual de la proclamación de Jesús como Señor. También hoy los creyentes somos convocados a ser testigos ante el mundo de lo que hemos oído acerca de este niño (cf. Lc 2,17), a saber, que él es el Salvador (Lc 2,11).
Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
lola
25 de Diciembre de 2006 a las 13:17

Es verdad, yo me lo pregunto, ¿quien este Dios que se revela siempre a los pequeños?¿que nos quiere decir con esto?,
el mismo, en su vida, se muestra como algo tambien pequeño, un niño recien nacido, que lo necesita todo de los demas, y un crucificado, despreciado, abandonado...tal vez por eso sera mas facil que nos lo encontremos en el otro, en el despreciado, en el que no quiere nadie, ahi , ahi es donde esta Jesus

2
Juan
28 de Diciembre de 2006 a las 13:22

Bendito seas tú, Fr. Martín, que anuncias la Palabra: la que existió en el principio,
antes del tiempo, la que anunció Gabriel, la que se hizo hombre en el tiempo, nació
de la Virgen María, vió, tocó y testimonió Juan, la de quien la otra María dijo haber
resucitado, la que se fue al cielo y está sentado a la derecha del Padre, la que vendrá
en la plenitud absoluta y definitiva de los tiempos. Bendito sea también quien como Lola,
lo reconoce en la calle cansado, maltratado, forzado a prostituirse, a trabajar en condiciones inhumanas, en la cárcel y hospitales. Sí, bendito seais vosotros los que
anunciais y venerais la presencia del Señor. Bo Nadal y feliz 2007.

3
O.
3 de Enero de 2007 a las 17:49

P. Gelabert,esperamos con interés la reanudación de sus siempre interesantes comentarios. Lo mismo digo de los de Praena y los de Xisto. Gracias por estos blogs tan interesantes. Feliz año.

4
ainoa
18 de Junio de 2016 a las 19:47

no sirvio para nada

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo