Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

18
Dic
2007

De crímenes y contradicciones

6 comentarios

En estos mataderos de Barcelona y Madrid, llamados clínicas, simplemente se cometían crímenes. Todo crimen, y más contra personas inocentes, debería ser condenado por todos los partidos políticos. Es contradictorio condenar unos crímenes y no condenar otros.

Leo que el presidente del gobierno se plantea ampliar los supuestos del aborto. Hace unos meses vendió como un gran logro social la ayuda de 2.500 euros por cada nuevo nacimiento. Es contradictorio favorecer el aborto y a la vez fomentar la natalidad.

Oigo decir que toda mujer tiene derecho a controlar su embarazo. No quieren enterarse de que la mujer no es dueña del embarazo. Es depositaria y custodio de un nuevo ser, distinto de ella. Eso sí, resulta contradictorio levantar la voz contra quienes eso dicen y no hacer nada por abolir determinadas leyes cuando se puede, o sea, cuando se tiene mayoría parlamentaria.

Una palabra más que me parece justa. Palabra de apoyo y comprensión para estas mujeres que pasan un auténtico calvario y se sienten movidas a acudir a esas llamadas clínicas (más propiamente mataderos). Sólo Dios conoce sus motivos profundos y solo él juzga los corazones.

Posterior Anterior


Hay 6 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Bernardo
19 de Diciembre de 2007 a las 17:53

Por desgracia, cada vez son más las mujeres que buscan el aborto como medio de "quitarse un problema" que por motivos reales, aunque no puedan justificarse. Tengo entendido que en estas clínicas, por llamarlas así, se atendía a personas con rentas elevadas que, simplemente, no querían el niño, ya sea porque no era la circunstancia laboral apropiada o porque no quería ampliar la familia. Ninguno de estos motivos justifica tal acción. Lo grave es que se tomen estas decisiones por quitarse "problemas". La problemática del aborto es muy diferente a lo que fue otrora, si antes era un crimen, hoy lo es doblemente.

2
JM Valderas
19 de Diciembre de 2007 a las 19:18

Querido Gelabert En semántica contemporánea se reconoce lo que se llama "framing", que no es otra cosa que emplear palabras biensonantes para desenfocar la cuestión real. Bien sonante es interrupción del embarazo por asesinato; derecho a decidir por derecho a matar. No son los cristianos ajenos a ese malabarismo. De hecho existe una asociación de mujeres por el derecho a decidir que se autotitula cristiana y está integrada en ese maremagnum prosocialista que no tiene reparo moral alguna en aupar al poder a quienes defienden leyes de plazos y semejantes eufemismos de asesinato a las dos, a las tres o a las cinco. Yo no penalizaría a la mujer en ningún caso. Bien dices el drama que llevan dentro y sólo Dios sabe de su interior. Pero creo que compete al queacer dominicano salir al paso de cuanto ofende a la verdad. ¿Has leído El País de esta mañana? Retuerce la realidad. Quiere meter en la cárcel a quien considere asesinato el aborto, porque está legalizado. Cierto, un asesinato legal. Miente cuando afirma "La forma que adoptó entonces esta norma (la ley del aborto de 1985) vino determinada por el respeto a los sentmientos de la Iglesia y de los sectores católicos, con los que se pretendió alcanzar un compromiso." Muchos se lo creerán. ¿Cuántas veces no hemos visto aquí esgrimir ese diario como argumento de autoridad? Crímenes, contradicciones y mentiras.

3
aprendiz
20 de Diciembre de 2007 a las 18:08

Estoy de acuerdo con JM Valderas. Nada que ver la penalidad del tipo delictivo, con la tacha moral que merezca este atentado a una vida naciente ( = orto ). Y aún peor que se incentive la práctica de abortos en hospitales públicos, lo que supondría que estaríamos costeando con nuestros impuestos estos asesinatos "legales".

4
Cristina
21 de Diciembre de 2007 a las 00:54

El aborto sea en el mes que sea, es un verdadero atentado contra la humanidad, contra la mujer en concreto, y contra la esperanza. Las mujeres sabemos por instinto (y también por experiencia)que no hay tarea ni destino más eminente, más plenificante que dar la propia vida a otro ser, que -con el tiempo, si le dejamos- tendrá un proyecto propio. También hay algunos hombres (quizás muchos) que comprenden esto, como Gandhi, que siendo hindú, tenía un elevadísimo concepto de la condición singular de la mujer, y de su papel insustituible en la no-violencia, y en la recreación de nuestro mundo. Creo que cierto feminismo igualitarista ha hecho mucho daño a la mujer...hasta el punto de trivializar sin medida muchas de las prácticas anticonceptivas y abortivas...A mi juicio hay tanta responsabilidad (o culpa) y tarea en el campo educativo, como en el jurídico. Y hay que dar en ello un giro de 180º. En esto todos somos responsables o por acción o por omisión... Y no hay que callarse. ¡Me alegro de que hayas hablado claro Martín!.

5
Anónimo
30 de Diciembre de 2007 a las 14:03

!!! Este año, otra vez, desde el ayuntamiento que es del PP, me mandaron una tarjeta. En la tarjeta ví sin mirar algo como un copo de nieve. Pensé que la impresión les había salido mal y aparté la vista. Después, por casualidad, descubrí que no era un copo de nieve, sino un conjunto gráfico hecho de casas, iglesia, torres, noséquémás, y eso adornado con una cita perfectamente anodina de Thales, de los griegos, no sé si de matemáticas.

Pero: si nadie dijo ni pío.

A tragar pues.

6
oyente
1 de Enero de 2008 a las 18:59

Ya puede decirlo, sí, P. Gelabert, eso de que cuando se tuvo mayoría parlamentaria no se hizo nada para anular las leyes sobre el aborto. Ese es el argumento que ayer utilizó Pepe Blanco para descalificar a los cardenales que parlamentaron en la manifestación del domingo: que no dijeron nada cuando gobernaba el PP y no le criticaron por no abolir esas leyes que ahora reprueban. Feliz año y que siga ofreciendo sus atinadas reflexiones.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo