Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

11
May
2019

Células de Jesús en el corazón de María

5 comentarios
alfinallarosa

He leído algo que me ha llamado la atención a propósito de las células cardíacas de una mujer que ha tenido hijos varones. Como es sabido, las células humanas tienen 23 parejas de cromosomas. En las mujeres una de esas parejas tiene dos cromosomas X, y en los varones hay un cromosoma X y otro Y. Lo esperable sería que en el corazón de una mujer todas las células fueran XX. Pues bien, parece ser que las mujeres que han tenido embarazos de niños varones tienen algunos miocardiocitos (células musculares del corazón) XY, es decir tienen células con información genética distinta, unas XX (las de la madre) y otras XY (las del hijo). Esto explicaría porque algunas atletas, después del embarazo de un varón, han experimentado lo que podríamos llamar un “rejuvenecimiento cardíaco” y han batido records mundiales en distintas especialidades deportivas.

El Dr. Manuel Martínez Sellés, que además de doctor en medicina y cirugía es creyente, a partir de los datos anteriores, hace una reflexión interesante sobre del corazón de María, la madre de Jesús de Nazaret. Una reflexión como la que hace el doctor, me resulta curiosa y llamativa, pero no aumenta ni refuerza mi fe. Pero como me parece seria (al contrario de otras reflexiones que desde la ciencia pretenden poco menos que “demostrar” la fe), la doy a conocer. Los datos anteriores nos conducen a pensar que todas las madres tienen en su corazón células que les aportan sus hijos. Esto se realizaría también en el caso de la Virgen María: ella tuvo en su corazón células de su hijo Jesús. De ahí esta conclusión del Dr. Martínez Selles: “creo que la belleza de este hecho viene dada por demostrar que la profunda unión que se dio entre Madre e Hijo también sucedió desde el punto de vista biológico”.

Sin duda, la buena relación con Jesús no es biológica ni cultural. El mismo Jesús dejó claro que el parentesco carnal no es lo determinante a la hora de relacionarse con él: “mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios”. A una mujer que declara dichosa a su madre por haberle llevado en su seno y haberle dado de mamar, Jesús le respondió que los verdaderamente dichosos son los que escuchan la Palabra Dios, como sin duda María lo hacía fielmente. Por eso, ella fue dichosa: no por haber llevado a Jesús en su seno, sino por haberle acogido con fe y amor en su corazón. Y ahí estamos todos. No es la carne ni la sangre lo que nos hace hijos de Dios y hermanos de Jesús, sino la fe con la que acogemos la Palabra de Dios y el amor que profesamos a Jesús.

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Águeda Ribao
11 de Mayo de 2019 a las 15:30

Padre martin es muy bonito lo que dice y me encanta sus comentarios pero pienso que el amor de la virgen y Jesus como madre e hijo debió de ser de una ternura infinita que supera todo ? Un saludo

2
claudia cabra
11 de Mayo de 2019 a las 15:57

Muy buena reflexion. Gracias

3
Vicente
13 de Mayo de 2019 a las 20:06

muy interesante, teniendo además en cuenta que María tuvo que aprender a ser discípula de su Hijo. Y lo logró.

4
COGIAN OP
14 de Mayo de 2019 a las 12:11

TE FELICITO HNO. MÍO MARTÍN. HE GOZADO EN MI ESPÍRITU SABOREANDO, ANALIZANDO, EL CONTENIDO QUE PRESENTAS EL QUE JESÚS DE NAZARET AL SER HOMBRE-DIOS ANUNCIÓ A LA MUJER ( en el A. TESTAMENTO) POR LA ACEPTACIÓN INCONDICIONAL AL LLAMADO ESPECIAL DE LA TRINIDAD A SER MADRE DE DIOS, (N.Testamento) Y LA CÉLULA -Y- XY A SU MADRE BIOLÓGICA.
APLAUDAMOS A MARÍA MADRE DE DIOS, LA QUE PROCLAMÓ ELLA MISMA EN EL MAGNÍFICAT : " ME LLAMARÁN BIENAVENTURADA TODAS LAS GENERACIONES". LA ORDEN DE PREDICADORES A UNA CON ELLA TODAS LAS TARDES EN LA LITURGIA DE LAS HORAS SU UNE A ELLA "MI ALMA ALABA LA GRANDEZA DEL SEÑOR."

5
ALICIA
14 de Mayo de 2019 a las 21:47

Buenas noches, sobra el "Deja tu comentario", vengo observando que no se publican, dígame es así? Dispense.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo