Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

12
Jul
2018

Rosario para ganar el mundial de futbol

5 comentarios
campodefutbol

Croacia jugará el domingo contra Francia la final de la copa del mundo de fútbol. El entrenador de Croacia, fervoroso católico, durante los partidos de este campeonato, toca el rosario que lleva en el bolsillo cada vez que percibe que su equipo lo pasa mal sobre el terreno de juego. ¿Ayudará este toque de rosario a ganar el partido final contra Francia?

Tanto en Croacia como en Francia es seguro que hay buenos católicos aficionados al fútbol. ¿Qué eficacia tiene la oración en el caso de que unos y otros se pongan a pedir a Dios que gane su equipo? Sólo puede ganar uno. ¿Tomará Dios partido por alguno de los dos contendientes? ¿Y cómo saber qué partido toma Dios?

Este tipo de planteamientos y de preguntas no tienen sentido, ni humana ni religiosamente. Rezar o tocar el rosario, con el fin de que un equipo gane un partido de futbol, es convertir el rosario en un talismán, o sea, un objeto que no tiene ningún efecto real, pero al que se le atribuye el poder mágico de dar salud o fuerza a quién lo lleva. Un amuleto puede tranquilizar a quién lo toca, calmarle los nervios, en virtud de una impresión psicológica subjetiva. El rosario se convierte así es una especie de efecto placebo, que carece de todo poder orante real, pero produce en el sujeto una sensación placentera o tranquilizante.

La oración es otra cosa. No consiste en pedir a Dios que se cumplan nuestros caprichos, ni siquiera que se cumplan nuestros deseos, aunque es lógico que, ante una verdadera necesidad, el orante pida que se cumplan sus deseos. Pero siempre lo hace subordinando sus deseos a la voluntad de Dios, convencido de que la voluntad de Dios es lo mejor que le puede ocurrir a su vida, porque Dios siempre quiere nuestro bien.

Puestos a rezar por mi equipo favorito, lo que hay que pedir es que ningún jugador se comporte de forma violenta o antideportiva, que los aficionados se respeten y disfruten del buen juego, que sepan aceptar con dignidad el resultado. Lo que Dios quiere no es que gane uno u otro equipo, sino que todos nos comportemos como hermanos y sepamos reírnos de las cosas secundarias, para concentrar nuestras fuerzas en las principales. Y la principal es que todos estemos bien, que nos queramos bien, que busquemos el bien ajeno y el propio.

Posterior Anterior


Hay 5 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Juanjo
12 de Julio de 2018 a las 17:08

En uno me mis grupos de wassap, alguien pidió que rezásemos para que los niños atrapados en la cueva de Tailandia saliesen sanos y salvos.
Al terminar felizmente a aventura, se volvió a elogiar el poder de la oración ya que Dios había escuchado nuestra oración, y la había cumplido.
Me acordé en enseguida de muertos en unas torrenciales lluvias en Japón, de inmigrantes muertos en el Mediterráneo, de una niña de 10 años que ayer murió en un hospital.
¿Habrá hecho Dios vacaciones?.

2
Mercedes
12 de Julio de 2018 a las 18:56

Cierto , fray Martin ! Hay veces que , lis cristianos nos relacionamos con Dios como si fuese una máquina expendedora de refrescos .. y no nos damos cuenta que Él sabe mejor que nadie lo que nos conviene ...

3
Juan Francisco herrera
12 de Julio de 2018 a las 22:45

Pero rezar el Rosario es dar Gloria a Dios y decirle a la Virgen lo que la quieres. Este hombre no hace mal, da testimonio y reza. Lo malo sería que perdiese la Fe o le echase en cara a Dios que no se cumpliese su petición

4
MANUELA
13 de Julio de 2018 a las 11:37

La FE es creer, confianza, seguridad, sencillez, entrega.... Y todo esto cada uno lo vive desde su cultura, su historia y su carácter.

Quizá el entrenador vive su fe con más autenticidad que yo, que coincido con la descripción que hace de ella Martín. Pienso que si hubiesen perdido el partido, el entrenador no hubiese abandonado a Dios; seguiría pidiendo en el siguiente partido. Con esa fe y en esos momentos habrá evangelizado más él que yo y Dios se ha complacido en él.

El pueblo sencillo tiene su fe y el papa Francisco la alaba y respeta.

5
jugaqui
15 de Julio de 2018 a las 09:24

Pedid y se OS dará, buscad y hallaréis, PERO LO MEJOR ES QUE SE CUMPLA LA VOLUNTAD DE NUESTRO PADRE DIOS.
También deseo y pido que gane Croacia. Si gana GRACIAS PADRE. Si pierde GRACIAS PADRE

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo