Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

31
Dic
2010

Libertad religiosa, camino para la paz

2 comentarios

El uno de enero es una fecha absolutamente convencional. Civilmente comienza un nuevo año. Litúrgicamente el año comenzó con el primer domingo de adviento. Y escolarmente el año comienza en distintos días de septiembre. Se van cubriendo ciclos, que no vuelven más, pero influyen en nuestro presente y en nuestro futuro.
 

Pablo VI inauguró una tradición continuada por los Papas posteriores: ofrecer, el primer día del año, un mensaje sobre la paz. El de este año lleva por título: “La libertad religiosa, camino para la paz”. Es realmente lamentable tener que recordar todavía que es totalmente inaceptable apelar a Dios para justificar cualquier tipo de violencia. El mensaje papal comienza refiriéndose a los sufrimientos, dificultades y persecuciones que sufren las comunidades cristianas en algunos países islámicos. Convendría demostrar con hechos concretos, en países de mayoría cristiana, nuestro respeto, tolerancia y acogida sincera de aquellos ciudadanos que profesan otra religión. Es el único camino por el que nos “cargaremos de razón” al reclamar que eso mismo suceda allí donde los cristianos son minoría.
 

Otra cosa en la que conviene dar ejemplo, para que nuestra predicación sea más eficaz: evitar el peligro de fundamentalismo buscando justificaciones religiosas de nuestras posiciones políticas. Por los “papeles” publicados por Wikileaks sabemos que en Damasco fue el primer ministro el que dio órdenes a los imanes para que en su sermón del viernes incitaran a la gente a comportarse violentamente contra intereses occidentales en protesta por las caricaturas sobre Mahoma publicadas en un periódico danés. Igualmente grave sería utilizar el púlpito para dictar programas políticos o para dejar claro cuál es nuestra bandera. Digo programas y banderas, no justicia y derechos humanos. Contaminar de religión la política o de política la religión es un camino hacia la guerra y no hacia la paz. Las convicciones religiosas pueden y deben inspirar las posiciones políticas de los creyentes, pero sólo, y digo bien sólo, es aceptable defender esas posiciones en política desde argumentaciones racionales.
 

Feliz año para todas y todos. No olvidemos que el año será tanto más feliz cuanto más busquemos la felicidad de los demás.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Isabel
1 de Enero de 2011 a las 14:00

Creo que,por lo menos en España,hemos aceptado a toda clase de individuos con distintas ideas y religiones.El problema lo veo en que,los que llegan no nos aceptan y,surgen los conflictos de convivencia.
No podemos tolerar que,en nuestra Patria,ademas de tenderles la mano para que se sientan cómodos y libres,haya habido amenazas e intolerancias de adaptación.Pregunto:¿de dónde vienen las amenazas sobre el uso del velo en las mujeres islámicas,y el desprecio a los signos religiosos como el Crucifico en escuelas y lugares públicos, ¿de los que gobiernan?.Me refiero Martin,al 2º punto de tu post en que dices"Convendría demostrar con hechos,etc..Es posible que ignore hechos concretos pero lo que me ha llegado es a lo que me refiero.

2
confluencia en Asís.
2 de Enero de 2011 a las 16:30

Aunque sea solo simbólico, es de alabar la convocatoria que el Papa ha hecho para un próximo encuentro interreligioso de oración en Asís. Ya 25 años de la anterior. Son otros tiempos. Pero sigue siendo necesaria la Paz y la concordia entre las religiones, entre las naciones entre todos los seres humanos. Un gesto significativo. Ya se bloguean voces discordantes. ¿ De qué tienen miedo?

Que la Paz y la Concordia sean una realidad en este 2011. Feliz año Martín, y a todos los lectores y comentaristas de tu blog

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo