Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

16
Ene
2020

La calle de la amargura

3 comentarios
calleamargura

Me trae o me lleva por la calle de la amargura es una expresión que utilizamos en España para decir que algo o alguien nos causa dificultades. En numerosas ciudades españoles se puede encontrar esa calle. Hay distintas explicaciones del motivo de esta denominación. Una muy probable es que, por esa calle, en Madrid, pasaban los condenados a muerte, desde la cárcel hasta lo que hoy es la plaza Mayor, para ser ajusticiados públicamente. Se trata de una calle que no trae buenos recuerdos.

En Jerusalén hay una calle que tiene un nombre equivalente: la vía o calle dolorosa, por la que, según la tradición, el Señor Jesús paso con su cruz a cuestas camino del Calvario (cuyo lugar se encuentra en la Basílica del santo sepulcro). También esta calle trae malos recuerdos que, sólo desde la fe en la resurrección, pueden considerarse cargados de esperanza.

Para muchas personas hoy todas las calles son calles de amargura. En nuestras ciudades es posible encontrar personas que duermen en la calle. Son gente que no disponen de un lugar acogedor en el que vivir y en el que pasar la noche. Cuando nos encontramos con estas personas, normalmente pasamos de largo, unas veces pensando que no podemos hacer nada para remediar su situación, otras veces sin pensar en nada, con una serena indiferencia. Es un asunto que no nos concierne y, a veces, hasta nos molesta. Recordando la vía dolorosa por la que transitó Jesús de Nazaret, podemos plantearnos la gran pregunta de como convertir lo que para esas personas es una calle de la amargura en una calle de la esperanza.

Un ejemplo, quizás sencillo, de respuesta a esta pregunta: en Valencia, “Caritas” dispone de albergues de baja exigencia para acoger a este tipo de personas.

Posterior Anterior


Hay 3 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
J. García
16 de Enero de 2020 a las 11:30

Es dolorosa la situación de los sin hogar. Uno siente el peso de la cruz del otro, y piensa en las causas injustas sociales: los emigrantes de última hora que no son bien recibidos, un padre de familia que se quedó sin trabajo, un enfermo mental..Como individuo no es mucho lo que podemos hacer, pero como grupo debemos apoyar leyes en favor de los derechos humanos, sin fronteras y descriminaciones..

2
Tomeu Melis Roig
16 de Enero de 2020 a las 18:26

En Manacor también hay una calle Amargura, donde estaba el viejo Colegio La Salle, al que fui en mi infancia y por los buenos recuerdos que guardo, la calle debería llamarse de La Dulzura.

3
Hormias
19 de Enero de 2020 a las 11:46

En Zamora capital hay una calle de la amargura céntrica con una librería llamada octubre.. Ojalá siga habiendo librerías

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo