Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

1
Oct
2017

Francisco de Asís: todo bien, sumo bien

4 comentarios
Sanfrancisco

Francisco de Asís es un extraño personaje que inquieta y atrae al mismo tiempo. Inquieta porque nos recuerda la gravedad y seriedad del evangelio. Y atrae porque vemos en él un ideal humano y cristiano que también quisiéramos realizar nosotros.

Lo que de verdad interesa de San Francisco viene expresado sintéticamente al comienzo de las Florecillas: “Primeramente es de advertir que el glorioso Padre San Francisco en todos los hechos de su vida fue conforme a Jesucristo”. Recordar a san Francisco es un estímulo para conformar nuestra vida a Jesucristo. Lo que Francisco recomienda a sus hermanos es seguir la doctrina y la vida de Nuestro Señor Jesucristo y guardar el Santo Evangelio del Señor Jesús. La vida y escritos de Francisco son una clara confesión de fe y una descripción de su itinerario ininterrumpido hacia Dios: “Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas. Tú eres fuerte, Tú eres grande. Tú eres altísimo. Tú eres el bien, todo bien, sumo bien”, escribió en un papel que entregó a fray León. Si el Señor es el único bien, no hay tierras que sean sagradas, no hay negocios que sean intocables, no hay estandartes que se defienden a cualquier precio, no hay partidos que nunca se equivocan, no hay pasiones que siempre me dominan, no hay intereses que me hacen perder la cabeza.

En este contexto se entiende su amor a la pobreza. Ella no es un fin, sino un medio para vivir mejor el evangelio, para hacer verdadero el “Tú eres santo, tú el sumo bien”. Para Francisco la pobreza va unida al amor. Ella nos libera de nuestro egoísmo, de nuestro afán de posesión, de toda inquietud, confunde toda codicia, toda avaricia (Saludo a las virtudes), y nos permite estar pendientes del otro, atentos a su persona. Hay una hermosa leyenda que narra los desposorios de Francisco y sus hijos con la pobreza. Cuando la dama pobreza comprende que ha topado con sus más fieles servidores, abre su cofre y obsequia a los hermanos. Y entonces los hermanos “se hartaron de amor y de paz en aquella pobre mesa, llena de promesas de lealtad”. La pobreza es un camino de amor: nada puede interponerse entre el otro y yo. Ponte siempre en lugar del otro, dice Francisco a sus hermanos, sobre todo si tienes poder de mandar. Cuando recibía a un joven postulante, daba gracias a Dios, diciendo: “Gracias, Señor, por el amigo que me has dado”.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Alcota Del cid
1 de Octubre de 2017 a las 05:00

Que lo do leer me emcanto

2
urober
3 de Octubre de 2017 a las 12:21

Muchas gracias al P.Gelabert por su texto. Me hace bien en estos días recordar que el Señor es el único bien, y no las tierras, las patrias, los partidos, las pasiones que se encienden y que tanto daño me hacen. Ojalá pueda seguir apegado a ese pensamiento, el Señor como único bien

3
Lucho Olivo. Rosario, Argentina.
3 de Octubre de 2017 a las 14:35

Dicen que es lo mas parecido a Cristo en la tierra.
Hay una estatua en la cual esta Cristo con un brazo descolgado de la cruz, apoyandolo en el hombro de Francisco, que esta a abrazando los pies del Señor.

4
Luciana
4 de Octubre de 2017 a las 10:12

"Recordar a Sn.Francisco es un estímulo para conformar nuestra vida a JESUCRISTO " Martin".Es un regalo que Dios hace a su Iglesia en sus santos,
podemos imitarlos,podemos invocarlos,podemos tenerlos como ayudantes en
nuestro caminar.Ho celebramos su día,Sn.Francisco que perfuma a la Iglesia
católica con su humildad.Felicidades a todos los Hermanos y Hermanas que si-guen sus huellas y lo invocan como su Padre Fundador.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo