Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

1
May
2014

El modelo es el poliedro

9 comentarios

Entre los preciosos dones que Jesús dejó a los suyos están la paz y la alegría. Estos dones contribuyen a la fraternidad. La Iglesia debería ser un reciento de paz, justicia y fraternidad, en el que reina la alegría. Cuando lo es, la Iglesia se convierte en un sacramento para el mundo, en un signo de aquello a lo que están llamados todas las personas y sociedades. En la Iglesia debería darse la prueba visible de que es posible vivir en el amor y es posible entenderse no a pesar de las diferencias, sino asumiendo y respetando las diferencias. De ahí que el Papa nos exhorte a superar las pequeñas guerras, las disputas y los celos en el seno de la comunidad eclesial. Más bien debemos alegrarnos con los frutos ajenos, que son de todos.

Un recinto de paz y fraternidad no es un lugar de uniformidad. Precisamente por eso no está exento de tensiones. En vistas a desarrollar una comunión en las diferencias, el Papa Francisco propone la imagen del poliedro. La realidad es un asunto poliédrico, porque en la vida y en la convivencia aparecen aristas. La solución no es anularlas o destruirlas, sino armonizarlas. “El modelo, dice el Papa, no es la esfera, donde cada punto es equidistante del centro y no hay diferencias entre unos y otros. El modelo es el poliedro, que refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad”. En el poliedro social y eclesial es posible recoger la mejor de cada uno. A este respecto el Papa dice algo sumamente interesante: “aun las personas que puedan ser cuestionadas por sus errores, tienen algo que aportar que no debe perderse”.

No se trata solo que del error haya que aprender a no repetirlo. Se trata también de que no todo es rechazable en el error (en sentido amplio: error doctrinal y error moral). Hay cosas buenas mezcladas con cosas malas, como está mezclado el trigo con la cizaña. Es necesario ir con cuidado a la hora de los rechazos o de las quemas, no sea que terminemos por rechazar o por quemar algunas o muchas cosas buenas. No hay nadie tan malo que no tenga algo bueno, ni alguien tan bueno que no tenga muchas cosas que mejorar y rectificar. Necesitamos una mirada que nos ayude a ver despuntar el trigo en medio de la cizaña. Si somos capaces de ello no nos quedaremos solo con reacciones quejosas y alarmistas, sino que, como Jesús, no apagaremos la mecha vacilante; más aún, sabremos valorar y aprovechar esa vacilación. Dios valora los pequeños pasos, aprecia la bondad que hay en cada uno. A la hora de valorar la vida de cada uno, quizás un día nos sorprenda comprobar lo mucho que pesa la pequeña bondad.

Posterior Anterior


Hay 9 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Desconocido
2 de Mayo de 2014 a las 17:15

Bonita comparación la del poliedro, con sus tres dimensiones, no como una figura plana. En ella caben todos y es conducida por el Espíritu Santo. La educación creo que juega un papel importante, en cuanto a educar en el respeto del otro (del que es diferente o es de otra Iglesia)somos todos personas con una dignidad. Pero, se perciben también miserias (yoes heridos, despreciados, o mal tratados).
Hay tarea para realizar y construir, no destruir.

Que la Virgen, imagen también de la Iglesia nos ayude a todos.

Feliz día a todos!

2
modo cuántico
2 de Mayo de 2014 a las 23:38

Y este poliedro, ¿ no es el modo cuántico del círculo cuyo Centro está en todas partes ? Muy actual esta metáfora de Papa Francisco. Supone un reto a encontrar formas nuevas en nuestro acercamiento al Misterio, que incluye diálogo de la teología con la ciencia. Y en la presentación de la Buena Nueva hecha vida encarnada en las diferentes caras del poliedro. Todo en todos.

Gracias Fray Martín

3
Luciana
4 de Mayo de 2014 a las 20:25

¡Qué bonita y,acertada,la comparación al poliedro¡¡Cuánta verdad lleva¡¡Cuánta paz puede imprimir en las almas doloridas por los rechazos y,los olvidos¡ "Es necesario ir con cuidado a la hora del rechazo.no sea que,terminemos por rechazar algunas o muchas cosas buenas.Ver despuntar el trigo en medio de la cizaña"y lo que sigue apuntado por el P.Martin en el post de esta semana,tan acertado.

4
isabel
5 de Mayo de 2014 a las 13:02

Me hagustado mucho estas reflexiones, pero sobre todo, pensar en elvalor que el amor de nuestro Dios, puede dar, alo poquito bueno, que haya en mí. Gracias,por toda la alegria y paz que estas palabras ,han aportado hoy a mi vida

5
Juan
5 de Mayo de 2014 a las 19:03

Gracias, fray Martín, por recordarnos que no debemos resignarnos a nuestro presente histórico, a nuestra experiencia del mal, del dolor, del sufrimiento, de la finitud, sino abrirnos a la paz que nos da el Resucitado y a su promesa de un futuro de fraternidad y alegría.

6
Myriam Chaguala Rodríguez.
5 de Mayo de 2014 a las 20:18

Padre Martín y hermanos: trabajaba con los estudiantes un tema : "los seres humanos no son iguales" y la lógica reacción era que si!!!!!! y hacían toda una disertación argüllendo los Derechos Humanos y la Constitucion Política y etc., les daba el ejemplo de la bicicleta y de como para que existiera una bicicleta todas las piezas tenían que ser diferente y "DELICIOSA O MARAVILLOSAMENTE COMPLEMENTARIAS", en el Camino nos dicen: "en La Comunidad no sobra ninguno" y vaya si es verdad ... como me denuncia "mi incapacidad de amar" en especial este hermano que considero diferente en gustos y criterios... Un abrazo fraterno y Felices Pascuas.

7
Anónimo
6 de Mayo de 2014 a las 04:19

Gracias Hno Martin. Muy acertado este comentario y que fortalece en lo personal, para pedir la asistencia del Espíritu de Dios y tener la tolerancia e identificar los valores que en ocasiones se minimizan por comportamientos que resultan molestos.. La paz contigo

8
Maria Rosa
6 de Mayo de 2014 a las 14:41

¡gracias F.Martin¡, con tanta claridad como siempre, el otro día leía que el Papa pedía que los teólogos fueran humildes y mente amplias, ¡gracias por todos tus comentarios¡, se ha abierto el noviciado en Torrent, y te leemos.

9
Armando Jarquín
6 de Mayo de 2014 a las 18:02

Me parece acertado, reconocer las diferencias y aprender a vivir respetándolas,es lo que nos va permitir pulir nuestra santidad, cargándola de paciencia y tolerancia y de mucha perseverancia.

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo