Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

24
Abr
2020

Deseo de verdad o abuso de poder

4 comentarios
verdad

“¿Tu verdad?  No, la Verdad, / y ven conmigo a buscarla. / La tuya guárdatela“ (Antonio Machado).

Mi verdad, en algunas ocasiones, puede ser falta de información, en otras puede ser un prejuicio. Y, en otras, y eso es lo que parece más grave, puede ser una justificación de mis acciones que, con todas las cartas boca arriba, me dejarían muy mal parado. Y nadie queremos quedar mal parados. Por eso nos esforzamos por presentar mi verdad como la verdad.

En todo ser humano hay un deseo de verdad. La prueba está en que muchas veces mentimos, pero no nos gusta que nos mientan. Este deseo de verdad necesita purificarse constantemente, porque, como acabo de indicar, muchas veces presentamos como verdad lo que en realidad es una búsqueda de justificación. Para purificar el deseo de verdad se requiere humildad, capacidad de escucha. Aunque no esté de acuerdo con el otro, quizás en lo que dice hay algo de verdad. Y si hay algo de verdad, el amante de la verdad debe acogerla.

El evangelio de Juan dice que la naturaleza del demonio es “ser mentiroso”. Identificarse con el demonio es peligroso. Por el contrario, Jesús es la Verdad y, por eso, dice la verdad. Vivimos en un mundo en el que hay demasiada mentira. En todos los terrenos, no sólo en el de la política. Uno de los espacios donde la mentira abunda más es allí donde hay poder (del tipo que sea, pero poder, que es algo distinto de autoridad: autoridad es capacidad de arrastre y de convencimiento). Quién tiene poder suele aferrarse a él y defenderlo a toda costa. Y el coste, en muchas ocasiones, es la verdad. El poder engaña, no de una forma burda, sino manipulando, tergiversando la realidad. Tiene la extraña habilidad de decir a uno lo contrario de lo que dice al otro.

El deseo de verdad se manifiesta allí donde hay voluntad de diálogo, voluntad de escucha, de compromiso, de consenso, capacidad de ceder y hasta de reconocer los errores El deseo de verdad conduce al bien. La verdad nunca hiere, en todo caso, purifica. Allí donde alguien queda herido “por la verdad”, seguro que no se trata de la verdad, sino de “mi verdad”. Por eso, como dice el poema de Machado, la verdad hay que buscarla juntos. Cuando no la buscamos juntos se convierte en “mi verdad”, y “mi verdad” corre el riesgo de derivar en abuso de poder.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
Sergio ofm
24 de Abril de 2020 a las 19:42

Interesante artículo, fr. Martín. Como bien dijo alguien, todo el mundo ama la sinceridad hasta que conoce a alguien que la practica. Ocurre lo mismo con la verdad. Nuestro ego muchas veces no nos deja ver más allá de nuestros párpados, y cuando se tiene poder, esto puede ser seriamente peligroso. A un egocéntrico si se le da poder, se convierte en un "arma de destrucción masiva", porque confunde autoridad con el mero poder. La autoridad se gana, es meritoria, y muchas veces tiene que ver con si estamos o no bien educados; el poder, sin embargo, lo recibimos incluso sin estar capacitados. Y muchos son los que quedan heridos por "la verdad", su verdad que no admite crítica. Y son enemigos a eliminar todos aquellos que no vean el mundo como lo ve él. Esto hace mucho daño también a la Iglesia.

2
Hormias
26 de Abril de 2020 a las 16:51

Parece que la verdad no se pasea por el mundo actual

3
Jose
26 de Abril de 2020 a las 17:26

Me gusta mucho esta idea. : "Para purificar el deseo de verdad se requiere humildad, capacidad de escucha. Aunque no esté de acuerdo con el otro, quizás en lo que dice hay algo de verdad. Y si hay algo de verdad, el amante de la verdad debe acogerla." Sin embargo, nos cuesta hacer esto.

4
Juan viejo
29 de Abril de 2020 a las 16:44

El ser humano tiende al abuso de poder. No se dan cuenta como dijo Jorge manrique. Qué nuestras vidas son los rios.....al final de qué sirve llenarse de riquezas.. Si no ganamos el cielo como dijo jhs.. Gracias fray

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo