Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

1
Jun
2018

Bien venido, señor presidente del gobierno

4 comentarios
cruzsobremundo

España tiene un nuevo Presidente del Gobierno. De entrada, hay que darle la bienvenida y desearle suerte, porque la va a necesitar. Cierto, eso no quita que muchos estemos preocupados. Es claro que tanto los que le han dado el “sí”, como los que han votado “no” a esta investidura, lo han hecho pensando en sus propios intereses partidistas, lo cual es comprensible, pero también es un poco lamentable. El nuevo presidente no lo va a tener fácil, entre otras cosas porque la base parlamentaria que lo apoya es muy débil. Intentar gobernar así es una imprudencia. Quizás lo mejor que puede hacer es convocar elecciones cuanto antes. Si quiere mantenerse en el poder, tendrá que negociar, dialogar, pactar. No está mal, porque eso es la esencia de la democracia: dialogar y tener en cuenta a todos. Esperemos que de este diálogo no esté excluido nadie. Y que durante el gobierno de Pedro Sánchez se tengan en cuenta los intereses de todos los sectores sociales, se respete la libertad religiosa y se busque favorecer a los grupos más necesitados.

La Iglesia católica siempre ha respetado a los gobiernos legítimamente constituidos. La misión de la Iglesia no es tomar partido por una u otra solución, que siempre será humana y mejorable. En todo caso, su papel está en “la gran política”, o sea, en el recuerdo y defensa de los grandes principios que favorecen y protegen la dignidad humana. Más aún, la Iglesia es consciente de que sus propuestas deben competir con otras aportaciones, en el contexto de una sociedad plural, libre y abierta. Ahora bien, precisamente porque en este contexto plural hay muchas aportaciones, es bueno que las leyes del Estado sean como un río en el que se recogen aguas de muchos afluentes. Los preceptos cristianos deben ser llevados a la práctica bajo las condiciones del mundo.

La primera carta a Timoteo recomienda a los cristianos que oren por todos los hombres, añadiendo a las oraciones “acciones de gracias”. Oremos, pues, por el nuevo presidente del gobierno y demos gracias por él. Y eso tanto más cuanto que en ese texto neotestamentario, la primera concreción de la oración y acción de gracias por todos los humanos, se refiere a “aquellos que están constituidos en autoridad”. ¡Atención! No se trata de rezar por los gobernantes porque sean más buenos o porque sean más malos. Se trata, según esta carta a Timoteo, de rezar para que, bajo su gobierno, “podamos vivir una vida tranquila y apacible” (1 Tim 2,1-2). Ese es el objetivo de todo gobierno: que los ciudadanos vivan tranquilos y en paz. Por eso, cuando oramos por los que gobiernan, oramos por la paz, la convivencia, el buen entendimiento y el bienestar de todos los ciudadanos.

Posterior Anterior


Hay 4 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
anónimo
1 de Junio de 2018 a las 18:26

Fin de ciclo. Regeneración y renovación. Que vuelva la política al parlamento: diálogo consenso, pactos, para el bien común. Deshacer nudos. Judicializar la política nos ha llevado a esta sinrazón .

Esta mañana había alegría y esperanza en comentarios y miradas. Alguien no ha sabido leer el hartazgo de las capas más humildes de la sociedad. El cambio ha surgido desde abajo, allí donde la palabra dignidad fundamenta a la persona. Y es indigno que la corrupción represente a las personas que se ganan el pan con su trabajo. Aquellas que lo tienen. Control, decencia, honestidad en todos los ámbitos sociales, políticos y eclesiales. Concierne a todos, creyentes y no creyentes .
Que Dios nos ilumine.

2
Mercedes
2 de Junio de 2018 a las 11:34

Pues , el señor presidente .. es del partido de los ERES andaluces ...donde sobre todo hay honestidad .. transparencia .. bien común .. etc , etc,
Que Dios nos ilumine a todos , pero un poquito más a los políticos . Nuestra querida España ,con toda su trayectoria histórica , se lo merece .

3
Rosario
2 de Junio de 2018 a las 19:07

Yo creo que sabiendo de dónde viene el señor Sánchez y por otra parte ignorando hasta donde quiere llegar con los que le han apoyado, es para alarmarse. Se empeño llegar a la Moncloa a costa de lo que fuere y le salió bien la jugada.
Que Dios nos coja confesados y que a él le enderece los caminos

4
Emilio
3 de Junio de 2018 a las 17:39

El problema de la política, de los políticos, del poder temporal con la Iglesia, siempre ha sido el mismo desde su fundación por Jesús, estorba, es un impedimento para sus intereses o propósitos, excepto en aquellos momentos en que se han servido de la Iglesia precisamente para conseguirlos. No deja de ser curioso que al principio, en sus primeros años de existencia, se acusase a los cristianos de "progresistas", por decir que todos los hombres éramos iguales ante Dios, siervo y esclavo, hombre y mujer..., hoy se nos acusa de "ultraconservadores" y precisamente por lo contrario, de querer mantener una supuesta desigualdad y falta de libertad.
Me gustaría saber que se entiende por un gobierno legítimamente constituido y si es lo mismo o compatible que un gobierno "moralmente" constituido, tanto el de ahora, como el de antes.
Saludos

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo