Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener información y realizar análisis estadísticos sobre el uso de nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la página sobre las cookies.

Entendido

Logo dominicosdominicos

Blog Nihil Obstat

Martín Gelabert Ballester, OP

de Martín Gelabert Ballester, OP
Sobre el autor

13
May
2017

Ballena azul: el lado oscuro de la red

2 comentarios
brazoherido

Lo escuché en la radio, mientras conducía. Al día siguiente, un lector me envió unos enlaces de prensa sobre un macabro juego llamado “ballena azul”. Se trata de captar a adolescentes a través de internet para que superen cincuenta desafíos, el último de los cuales acaba en el suicidio. Como no se trata de un juego, sino de un grave atentado, renuncio a describir algunas modalidades de la última prueba que acaba con la muerte. En las pruebas anteriores hay que hacerse cortes en partes del cuerpo, tal como aparecen en la imagen que acompaña el post.

Todas las etapas de la vida tienen sus cosas buenas y sus dificultades. La adolescencia es una etapa de búsqueda, en la que quizás se soporta peor que en otras la soledad o la incomprensión, y en la que la preocupación por el futuro puede convertirse en miedo. Por eso, es fácil engañar a los jóvenes a base de proponerles juegos peligrosos o de ofrecerles promesas falsas. A mi me llaman la atención las personas adultas que, cuando aparecen en algún concurso o programa de televisión, y se presentan a sí mismas, su mejor curriculum consiste en ser fanático de un equipo de futbol o de algún cantante, y de seguirle “hasta la muerte”.

Hasta la muerte no hay que seguir a nadie. Ni siquiera a Jesús de Nazaret. A Jesús hay que seguirle hasta la vida. Hecho este paréntesis, si los adultos, a veces, lo mejor que tenemos para lucir son nuestros fanatismos, nuestras rarezas, un cuerpo lleno de tatuajes o convicciones sin lógica alguna, ¿cómo extrañarnos de que los adolescentes vayan a veces perdidos en esta sociedad que no les ofrece sentido, ni futuro, ni presente?

La respuesta ante una persona perdida o desesperada, joven o mayor, es ofrecerle amor, cariño, comprensión, y decirle palabras de esperanza y de verdad. Y a partir de esta base que humaniza y ayuda a vivir, presentarle a Jesús de Nazaret, “camino, verdad y vida”, sentido para el presente y esperanza para el futuro. Es necesario que los cristianos dejemos claro, con nuestra palabra, nuestra enseñanza y nuestra vida, que el Evangelio es lo que más contribuye al bien de las personas.

¿Qué tendrá el peligro que tanto atrae a algunas personas? ¿Qué extraña fe es esa que se deja guiar por guías que conducen a la muerte? ¿Cómo es que hay quien va en busca de echadores de cartas, adivinos, o visionarios religiosos? ¿Cómo es posible que haya misas satánicas o adoradores de Satanás? La religión también puede fanatizar. Hay formas perversas o diabólicas de religión. Pero si es auténtica, la religión conduce a la vida, a la maduración, a la humanización. Ese es el desafío, ese es el “juego” que los cristianos debemos ofrecer. Y a propósito de juegos. Ahora que el Papa ha canonizado en Fátima a dos niños, no estaría mal decir alto y claro que con los niños no se juega.

Posterior Anterior


Hay 2 comentarios, comparte el tuyo

En caso de duda, puede consultar las normas sobre comentarios.

Aviso: los comentarios no se publican en el momento. Para evitar abusos, los comentarios sólo son publicados cuando lo autorizan los administradores. Por este motivo, tu comentario puede tardar algún tiempo en aparecer.

cancel reply


1
anonímo
13 de Mayo de 2017 a las 15:44

Hoy la prensa catalana se hace eco de seis nuevos casos de “ballena azul” investigados en Cataluña. Fenómeno global. “Ballena azul” es inducción al suicidio, delito tipificado en el Código Penal, con penas de 4 a 8 años de cárcel. Es necesario que padres y educadores incidan en la formación, prevención y uso crítico de las redes por parte de adolescentes, aun inmaduros.

Últimamente el lado oscuro de la red aflora a la superficie. Llama la atención la coincidencia de ciberataques en las últimas elecciones en EEUU y Francia. Las democracias occidentales dan muestras de vulnerabilidad ética, no solo cibernética. Y es atacada en sus flancos más débiles, niños, adolescentes y mujeres.

Esa conciencia de ser nada, de no tener valor para nadie, ni siquiera para los propios padres, es la que lleva a los adolescentes más vulnerables a optar por la muerte en directo, en este siglo XXI, via redes sociales. La muerte como espectáculo virtual. Trending topic de la banalidad del mal.

Necesario presentar una opción de Vida real, frente al Mal que desde la red capturan, alma y voluntades. Hay webs en las que ofrecen cómo vender el alma al diablo on-line, y los "beneficios" que proporcionan.

En la sociedad líquida de la posverdad, en la que repetición seriada de una mentira es considerada como verdad, la atracción de la muerte, solo puede ser contrarestada por el Amor, por la persona Real de Jesucristo. Por la Verdad.

Mil gracias P. Gelabert por hacerse eco del sufrimiento de los vulnerables. Por su magisterio teológico-espiritual

2
Martín Gelabert
13 de Mayo de 2017 a las 18:18

Ofrezco un enlace, que me envía un lector, con nombre del autor de ballena azul. Con referencia a los más de cien suicidios en todo el mundo, y los seis investigados en Catalunya. Este link explica mejor el alcance y profundidad del tema: http://www.lavanguardia.com/vida/20170513/422532947852/creador-juego-ballena-azul-limpiando-sociedad.html

Suscripción

Suscribirse por RSS

últimos artículos

Archivo